El presidente de Colombia lanza su plan de paz en el peligroso puerto de Buenaventura

·1 min de lectura

Petro lanza su proyecto de paz en el peligroso puerto de Buenaventura. El presidente de Colombia ha estado en esta zona que suele ser escenario de sangrientas batallas entre la banda de los "Shottas" y la de los "Espartanos". Es el principal puerto del país en el Pacífico, pero ambas facciones se enfrentan por el control del tráfico de drogas y el mercado ilegal interno en la zona.

"Es un puerto. Lo que debería ser el instrumento de su beneficio, se convierte en su maleficio, se transforma en su contrario. Porque no todos los puertos son violentos en el mundo, al contrario, donde hay puertos hay riqueza, hay prosperidad", ha destacado el presidente de Colombia.

La ciudad portuaria de unos 400 000 habitantes sufre la exclusión y la pobreza. Algo que el presidente pretende cambiar con su nuevo plan.

"Podemos construir una economía que permita que esta región deje de ser excluida por razones étnicas, que es por lo cual ha sido excluida y se logre una plataforma de progreso social para todos y todas", ha añadido Gustavo Petro.

El proyecto también propone beneficios judiciales para las bandas. De momento la guerrilla del ELN y el Clan del Golfo han expresado su interés de sumarse a las conversaciones.

El objetivo es erradicar de las calles una violencia que hace unos días acabó con la vida de siete policías en Neiva. Hasta esta localidad se trasladó el presidente este martes. Ningún grupo se ha atribuido aún la autoría de un atentado que la Presidencia describió como un intento de sabotaje del proceso de paz.