Presidente de la Cámara baja italiana buscará salida a la crisis política

·3 min de lectura
El presidente de la Cámara de Diputados de Italia, Roberto Fico,habla ante la prensa en Roma, el 29 de enero de 2021

El presidente de la Cámara de Diputados de Italia, Roberto Fico, considerado un mediador, fue designado este viernes para explorar si el parlamento cuenta con una mayoría para designar a un nuevo primer ministro o confirmar al dimisionario Giuseppe Conte.

Fico, de 46 años, en el cargo desde marzo de 2018, es miembro del ala más de izquierda del antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E).

El parlamentario fue nombrado por el presidente de la República, Sergio Mattarella, árbitro de la situación como previsto por la Constitución, al término de tres días de consultas con todas las fuerzas políticas.

El político tiene plazo hasta el martes para encontrar una salida a la crisis de Italia tras la renuncia el martes del primer ministro Giuseppe Conte.

El jefe de gobierno perdió el apoyo del pequeño pero clave partido Italia Viva (IV) del ex primer ministro Matteo Renzi, cuyos votos en el Senado son indispensables para sobrevivir.

"Italia no puede perder tiempo ante las tres emergencias que vive: sanitaria, social y económica", advirtió Mattarella.

"Gracias por la confianza", se limitó a declarar Fico, quien tiene la responsabilidad de encontrar una solución a la delicada crisis en medio de la pandemia que azota al país y que se ha cobrado la vida de más de 87.000 personas.

- Los frutos de la estrategia de Renzi -

La estrategia de Renzi, cuyo partido no llega al 3% de las intenciones de voto, al parecer ha dado frutos y las dos mayores fuerzas de la coalición gubernamental, el M5E y el izquierdista Partido Democrático (PD), no tienen otro remedio que negociar pese al cruce de vetos.

"Cumpliremos trabajando sobre contenidos: vacunas, escuela, trabajo y obviamente el 'Recovery Plan' (plan con fondos la Unión Europea para la reconstrucción de país, ndr), que son las prioridades con las que el país se juega su futuro", reaccionó Renzi en Facebook tras la designación de Fico.

El Movimiento 5 Estrellas respalda sin titubeos la designación por tercera vez del renunciante Giuseppe Conte para un tercer mandato, como salida a la compleja crisis.

Paralelamente, abrieron oficialmente la puerta a las negociaciones con Renzi, una suerte de reconciliación que ha costado fuertes reacciones internas.

Tildado de "desleal e irresponsable", la posición de Renzi es rechazada también por buena parte del país, según los sondeos.

Para el Movimiento 5 Estrellas, "la única persona capaz de conducir al país con seriedad y eficiencia" es Giuseppe Conte, volvió a advertir este viernes el líder del partido, Vito Crimi.

La reconciliación con Renzi resulta compleja, pero necesaria, ya que las cuentas no cuadran sin su apoyo en el Senado para formar un tercer Gobierno, dirigido o no por Conte.

Renzi, que complicó el jueves la situación al "congelar", como escribieron los diarios italianos, el nombre de Giusseppe Conte al frente de un nuevo gobierno, tiene en jaque la situación y es posible que exija una mayor representación, más ministros y cargos claves, en el eventual nuevo Ejecutivo.

No se sabe aún si aceptará un tercer mandato para Conte, al poder desde el 2018, o si tiene un candidato tapado.

"El irresponsable Renzi logró el milagro de que los antisistemas sean responsables ante un país en medio de la pandemia y con graves problemas económicos", comentó en la televisión la novelista Michela Muegia.

Por su parte, la oposición de derecha y de ultraderecha, que agrupa a Fuerza Italia de Silvio Berlusconi, la Liga de Matteo Salvini y Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, volvió reclamar elecciones anticipadas.

kv/jz