El presidente boliviano promulga la ley resistida por el personal de la salud

Agencia EFE
·2 min de lectura

La Paz, 17 feb (EFE).- El presidente de Bolivia, Luis Arce, promulgó este miércoles la ley de "Emergencia sanitaria" contra la pandemia de la covid-19, pese a las advertencias del personal de la salud sobre una huelga indefinida si el mandatario firmaba la norma, rechazada también por la oposición.

Arce firmó la norma en esta jornada sin el habitual acto público y el documento oficial apareció luego publicado en la Gaceta Oficial de Bolivia.

El Gobierno estuvo difundiendo en los últimos días propaganda sobre las bondades de la ley, aunque por ahora ninguna autoridad se ha pronunciado sobre su promulgación.

Los gremios del personal de la salud rechazan esta ley que fue aprobada en el Parlamento por la mayoría del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) pese a diversas observaciones de la oposición.

Un Consejo de Salud que agrupa a estos sectores suspendió hace unas semanas una huelga tras lograr un compromiso del Gobierno nacional de modificar el proyecto de ley atendiendo a sus críticas.

Sin embargo, la nueva redacción de la norma no convenció a estos sectores que advirtieron con una huelga indefinida si Arce firmaba la ley.

Los profesionales de la salud consideran que la norma vulnera la Constitución boliviana, además de criticar que se les haya excluido de su tratamiento.

También denunciaron que el Ejecutivo busca solucionar la emergencia sanitaria obligando al personal de salud a trabajar "en condiciones inadecuadas", según un pronunciamiento difundido hace unos días.

Las fuerzas opositoras Comunidad Ciudadana y Creemos cuestionan que la ley apruebe las cláusulas de confidencialidad y reconocimiento de normativa extranjera para la compra de pruebas, vacunas y medicamentos, al considerar que eso restará transparencia a la gestión de la crisis sanitaria y podría dar paso a la corrupción.

También advirtieron de que con la norma, el Gobierno nacional quita autonomía y capacidades a los gobiernos regionales y municipales en la gestión sanitaria, en contra de lo que señala la Constitución.

Bolivia ha afrontado una segunda ola de la pandemia desde fines de diciembre, con reportes diarios que durante varias jornadas se mantuvieron por encima de las 50 muertes y 2.000 contagios.

Antes de conocerse públicamente que la ley entró en vigor, Arce escribió en Twitter que le "alienta" que, según los datos del Ministerio de Salud, "Bolivia se encuentra en etapa de desescalada de la segunda ola del coronavirus".

Aquella afirmación fue hecha por las autoridades sanitarias durante los recientes festivos del carnaval, en los cuales las cifras diarias mostraron un descenso.

Arce destacó el "plan estratégico" de su Gobierno consistente en la aplicación de pruebas masivas, el inicio de la vacunación del personal de la salud y la coordinación con los gobiernos subnacionales.

En esta jornada, Bolivia reportó 29 muertes y 789 nuevos casos, con lo que las cifras acumuladas llegan a 11.303 decesos y 238.495 contagios desde marzo de 2020, cuando se detectó la enfermedad por primera vez en territorio boliviano.

(c) Agencia EFE