El presidente argelino Buteflika cede ante las protestas y renuncia a presentarse a un nuevo mandato

Redacción El HuffPost / Agencia EFE
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR * ¿Tenemos primavera? Argelia se levanta contra el eterno presidente Buteflika * Buteflika desoye a la calle y presenta su candidatura a la reelección de Argelia
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR * ¿Tenemos primavera? Argelia se levanta contra el eterno presidente Buteflika * Buteflika desoye a la calle y presenta su candidatura a la reelección de Argelia

El presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika, renunció este lunes a presentar su candidatura a la reelección en las elecciones presidenciales de abril, tras las masivas protestas registradas en las últimas semanas.

Su decisión se produce en medio de una oleada de manifestaciones masivas en todos los rincones de Argelia y entre rumores sobre su verdadero estado de salud, ya que el mandatario, de 82 años, estuvo ingresado en un hospital de Suiza durante 15 días hasta este domingo.

En un comunicado leído en el principal informativo de la noche, Buteflika anunció también el aplazamiento de las elecciones presidenciales previstas para el próximo 18 de abril y la apertura de un periodo de transición que permita elegir en las urnas a un sustituto.

Un "gobierno de unidad nacional"

El proceso de transición se vertebrará a través de la convocatoria de una conferencia nacional "independiente e inclusiva", cuyos detalles no ofreció, y de la formación de un Gobierno de unidad nacional que tutele todo el proceso.

En este sentido, la renuncia de Buteflika, quien llevaba dos décadas en el poder, a la reelección para un quinto mandato consecutivo llega acompañada con la dimisión del primer ministro, Ahmed Ouyahia, y de todo su Gabinete.

La decisión se produce apenas tres semanas después de que cientos de miles de argelinos salieran pacíficamente a las calles del país para exigir la renuncia del mandatario y la caída de régimen, al que acusan de corrupto.

Del fútbol a los campus, hasta hacerse clamor

Las movilizaciones arrancaron hace varios meses en los campos de fútbol y saltaron a las calles del país el pasado 22 de febrero, dos días antes de que fuera trasladado a Ginebra para ser hospitalizado y antes de que el régimen suspendiera la inauguración del nuevo aeropuerto de Argel, a la que iba a asistir.

Desde entonces fueron creciendo cada viernes y mutando para pasar de ser una protesta contra el quinto mandato de Buteflika a...

Sigue leyendo en El HuffPost