La presidenta de Grecia se reúne con diputadas, juezas y abogadas afganas

·2 min de lectura

Atenas, 12 oct (EFE).- La presidenta de la República griega, Katerina Sakelaropulu, se reunió este martes con una treintena de diputadas, juezas y abogadas afganas, refugiadas en Grecia tras haber huido de su país después de que los talibanes tomaran el poder.

“La fuerza simbólica de su presencia en Atenas, cuna de la democracia y la igualdad, es muy grande. Las mujeres parlamentarias, juezas y abogadas representan a todas las mujeres afganas... Maestras, policías, amas de casa y niñas que sueñan con vivir en un país libre”, dijo Sakelaropulu al recibirlas en el palacio presidencial.

La primera presidenta mujer de Grecia, jueza de profesión, lamentó que las mujeres afganas tengan que ver “cómo sus vidas se vacían de contenido, se las condena a cadena perpetua, obligadas a simplemente existir en silencio” y aseguró que el objetivo y la responsabilidad de la comunidad internacional es proteger a estas mujeres y niñas.

A finales de septiembre seis diputadas afganas, junto a sus familias, llegaron a Grecia de forma provisional hasta su reubicación definitiva en los Estados Unidos. Una semana después lo hicieron 26 juezas y abogadas, también acompañadas de sus familiares.

“El futuro de las mujeres en Afganistán es la lucha, y esta lucha se verá fortalecida por su determinación, por su trabajo. Grecia no podía ausentarse del esfuerzo internacional por proteger a las mujeres y niñas de Afganistán”, destacó la presidenta.

En la reunión estuvo presente el ministro de Migración, Notis Mitarakis, quien a pesar de haber ofrecido acogida temporal a estas personas defendió durante todo el verano que Grecia no volverá a ser "la puerta de entrada en la Unión Europea para los migrantes ilegales".

Mitarakis fue muy criticado por su dura política migratoria, en la que la disuasión juega un gran papel con la construcción de campos cerrados en las islas del Egeo o la financiación de una campaña en redes sociales y prensa afgana para convencer a posibles futuros solicitantes de asilo de que no busquen protección en Grecia.

Además, la semana pasada tuvo que aceptar que se investiguen las docenas de acusaciones que se acumulan desde hace dos años contra la Guardia Costera griega por devoluciones en caliente de botes cargados de migrantes hasta aguas turcas, después de que una investigación conjunta de varios medios, liderada por la ONG neerlandesa Lighthouse Reports, mostrase cómo los guardas fronterizos griegos, croatas y rumanos proceden regularmente a maltratar y expulsar ilegalmente a los que intentan entrar en dichos países.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente