Bajo presión de los accionistas, HSBC quiere dejar de financiar el carbón

·2 min de lectura
Varias personas con mascarilla pasan frente a un logotipo del banco HSBC el 21 de septiembre de 2020 en Hong Kong

Bajo presión de los accionistas, el gigante bancario británico HSBC propondrá durante la próxima asamblea general que se deje de financiar el sector del carbón para 2040, después de que le acusaran de no hacer lo suficiente por el clima.

HSBC explica este jueves en un comunicado que los accionistas se pronunciarán sobre esta resolución el 28 de mayo. Necesita al menos el 75% de los votos para ser aprobada.

Obligará a HSBC a dejar de financiar la industria del carbón, tanto para producir electricidad como para la industria pesada, de aquí a 2030 en la Unión Europea (UE) y en los países de la OCDE, y para 2040 en otras partes del mundo.

Además, la resolución prevé que el banco fije objetivos a corto y medio plazo para que lo que financie, incluido el petróleo y el gas, sea coherente con los acuerdos de París destinados a limitar el calentamiento global.

El banco tendrá que detallar cada año sus avances.

HSBC decidió formular sus propias propuestas, ante la presión de quince accionistas, incluido el gigante francés de gestión de activos Amundi y el fondo especulativo británico Man Group, que querían presentar una resolución similar.

La oenegé ShareAction, que coordinaba esta iniciativa, explicó que estos accionistas decidieron, por lo tanto, retirar su proyecto de resolución para dejar vía libre al del banco, con el que estaban en contacto desde hacía meses.

"Esto representa un nivel de cooperación sin precedentes entre un banco, los accionistas y oenegés sobre un tema crucial, con un resultado positivo para todos", estimó Noel Quinn, director general del banco, citado en el comunicado.

Este anuncio "muestra que una fuerte movilización de los accionistas puede tener resultados concretos y sienta un precedente en el sector bancario", subraya Jeanne Martin, de ShareAction, en un comunicado de la oenegé.

En octubre de 2020, HSBC se comprometió a alcanzar las cero emisiones netas de carbono para su cartera de financiamiento de aquí a 2050 y dijo que quería alinearse con los objetivos del acuerdo de París. Pero no fijó un objetivo específico sobre la financiación de las energías más contaminantes.

Según la oenegé Rainforest Action Network (RAN), HSBC es el segundo banco que financia más combustibles fósiles en Europa detrás del británico Barclays.

Esta iniciativa se dio a conocer días después de que el sitio de investigación DeSmog publicara un estudio que demuestra que la mayoría de los miembros de los consejos de administración de los cinco grandes bancos británicos, incluido HSBC, tienen o han tenido vínculos con industrias contaminantes.

jbo/sr/erl/lda