Presentadora rompe a llorar al leer lo que Trump está haciendo con los niños migrantes separados de sus padres

Nick Visser
Rachel Maddow (MSNBC)

Este martes 19, la presentadora de la cadena estadounidense MSNBC Rachel Maddow intentó informar en directo de una noticia de última hora de la agencia Associated Press (AP) sobre los llamados "refugios para niños" donde están siendo trasladados bebés y niños inmigrantes tras ser separados de sus familias en la frontera entre México y Estados Unidos. No obstante, apenas fue capaz de leer la noticia, ya que se derrumbó y pidió que dejaran de grabarla antes de terminar los informativos.dddd

Rachel Maddow se atasca y rompe a llorar en directo al intentar informar de que han trasladado a bebés y niños inmigrantes a "refugios para niños".

"Esto es increíble", dijo la presentadora al leer el comunicado. Incapaz de completar la siguiente frase, dio paso a otro reportero diciendo: "Creo que voy a tener que dejarle esta noticia a otra persona".

A mitad de los informativos, AP había informado de que la Administración Trump lleva un tiempo trasladando a niños pequeños a, al menos, tres "refugios para niños", una de las medidas de la nueva política de "tolerancia cero" en materia de inmigración del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que ha provocado que miles de niños estén siendo separados de sus padres. Las instalaciones de estos "refugios para niños" albergan a niños con necesidades especiales y a menores de 13 años.

"No son instalaciones gubernamentales propiamente dichas y cuentan con personal clínico muy preparado; estas instalaciones reúnen los requisitos estatales que dictan las agencias de protección de menores y están provistas de personal que sabe cómo gestionar las necesidades, especialmente de los más pequeños", declaró Steven Wagner, funcionario del Departamento de Salud y Servicios, en declaraciones a AP.

Actualmente, se está planificando el establecimiento de un cuarto "refugio para niños" en Houston.

La presentadora Rachel Maddow posteriormente compartió en Twitter el texto que había intentado leer y se disculpó por no haber controlado sus emociones.

"Ante todo, mi trabajo es ser capaz de hablar en televisión. Pido disculpas por no haber podido hacerlo durante unos instantes. No era mi intención que sucediera eso, ni de lejos", escribió.

Sigue leyendo en El HuffPost