Podemos presenta sus medidas "imprescindibles" para los próximos presupuestos

·2 min de lectura
Las ministras de Igualdad, Irene Montero, y de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, durante la reunión del Consejo de Coordinación de Podemos celebrada este lunes en la sede de la formación, en Madrid. (Photo: Victor Casado / EFE)
Las ministras de Igualdad, Irene Montero, y de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, durante la reunión del Consejo de Coordinación de Podemos celebrada este lunes en la sede de la formación, en Madrid. (Photo: Victor Casado / EFE)

Las ministras de Igualdad, Irene Montero, y de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, durante la reunión del Consejo de Coordinación de Podemos celebrada este lunes en la sede de la formación, en Madrid. (Photo: Victor Casado / EFE)

Podemos ha remarcado sus condiciones para apoyar los Presupuestos Generales del Estado para 2023 y ha emplazado al PSOE a aprobar esas cuentas y las demás medidas de Gobierno con los socios de investidura, rechazando cualquier intento de “tender la mano” al PP.

Pablo Fernández, uno de los coportavoces de la formación morada, ha explicado que hay una serie de medidas que Podemos considera “imprescindibles” para apoyar los próximos presupuestos, como una nueva Ley de Familia que incluya la ayuda mensual de crianza de 100 euros mensuales por hijo, la ampliación a seis meses de los permisos de paternidad y maternidad, y la exclusividad de los permisos de lactancia para las mujeres.

Una segunda condición es el impulso a la dependencia con 600 millones adicionales para su desarrollo, y otros 200 millones para complementar el programa Corresponsables para fomentar la conciliación.

Tarifa plana para el transporte

En materia de transportes, exigen un fondo estatal para seguir ampliando las ayudas con una tarifa plana de 10 euros el mes que incluya metro, tranvía, autobuses urbanos e interurbanos, un fondo que incluiría ayudas a empresas que prestan estos servicios. Además, quieren que este servicio llegue a las zonas rurales y quieren un plan para conectar en cuatro años los núcleos rurales con cabecera de comarca un mínimo de dos veces al día.

A todo ello se suma la exigencia de “subir lo máximo posible” el salario mínimo para “blindar el poder adquisitivo de los trabajadores”, así como aprobar “sin dilación” dos leyes que siguen encalladas: la reforma de la ‘ley mordaza’, y la nueva Ley de Vivienda, que consideran imprescindible en un entorno de subidas de tipos de interés.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR