Preparacionistas: el '¿y si pasa lo peor?' convertido en estilo de vida

·6 min de lectura
Imagen de archivo de un kit de emergencias. (Photo: fstop123 via Getty Images/iStockphoto)
Imagen de archivo de un kit de emergencias. (Photo: fstop123 via Getty Images/iStockphoto)

“Mi casa es una casa normal y soy una persona normal, solo tengo estas inquietudes que una persona media no las tiene”, afirma Samuel, fundador de Preppers España, una de las principales comunidades de preparacionistas en nuestro país.

“Para mí el preparacionismo es una forma de vida”, contesta al ser preguntado por cómo definiría este concepto, tan de moda en los últimos días por un supuesto gran apagón en Europa sugerido por la ministra de Defensa austriaca y las informaciones sobre posibles desabastecimientos de ciertos productos. “Tenemos un dicho en España que es ‘hombre preparado, vale por dos’, pues básicamente es eso. Es estar preparado por si te encuentras que se va la luz, por ejemplo, o si te haces un corte. Hay casas que no tienen un simple botiquín”, destaca. Como lo entiende, es “estar preparado frente a la vida, tanto en conocimientos como en suministros”.

Raúl Hurtado, director de LOBO 7 Centro de Formación para la Supervivencia, —lugar donde se han formado algunos concursantes del reality Supervivientes—, también se considera a sí mismo preparacionista: “Pero igual que lo era mi madre y mi abuela [se ríe]. Soy una persona que no le gusta depender de los demás”.

En opinión de este instructor de supervivencia, hay dos tipos de personas: “La gente que cruza los dedos, que no siente una responsabilidad por ellos o por su familia, y la que sí nos sentimos responsables de los demás, al menos de los nuestros. Nosotros no podemos cruzar los dedos y esperar a que vengan a sacarnos las castañas del fuego la UME o quien sea, sino que estamos más tranquilos actuando de un modo proactivo”.

Tanto Raúl como Samuel han notado un notable auge en el interés por el preparacionismo en los últimos meses. “No te puedes imaginar... un aumento en las solicitudes de información brutal”, asegura el instructor, que lo justifica porque “la pandemia ha hecho que la sociedad abriera los ojos”. Lo mismo ha detectado el fundador de Preppers España, que identifica la pandemia y el supuesto apagón —desmentido por numerosos expertos— como los dos “detonantes” de este fenómeno: “Ha crecido una barbaridad, sobre todo con muchos padres y madres de familia interesándose por cómo estar listos si pasa algo así”.

Nosotros no podemos cruzar los dedos y esperar a que vengan a sacarnos las castañas del fuego la UME o quien sea, sino que estamos más tranquilos actuando de un modo proactivoRaúl Hurtado, director de LOBO 7 Centro de Formación para la Supervivencia

Según el director de LOBO 7, se ha producido también una evolución en los perfiles de los preparacionistas: “En un principio nosotros hacíamos cursos para fuerzas del orden, militares, hemos entrenado a la Guardia Civil... en la actualidad el abanico es muy amplio, desde amas de casa –hoy, sin ir más, lejos dos señoras diferentes de 50 años se han puesto en contacto conmigo—, hasta profesionales de todo tipo”. Entre otros, cita que entre sus clientes hay cirujanos o jueces, pero admite que también hay un perfil de preparacionista “más jóven, quizás más estético” al que “le gustan las películas de zombies”.

Por su parte, Samuel —que ve que hay personas que se incorporan a este mundillo que “hacen grandes acopios” o “compran sin cabeza”, como ocurrió en el inicio de la pandemia con el papel higiénico— se inició en este asunto cuando el huracán Katrina asoló Nueva Orleans. Como rememora, “allá por el 2005” empezó a interesarse sobre el tema y a formarse.

“Vi que era mi perfil, que coincidía con el perfil de un preparacionista”, reconoce, pero “no como los típicos americanos”. “En Estados Unidos el perfil es el de una persona acostumbrada a grandes catástrofes. Allí también hay muchas zonas en las que, entre una casa y otra, hay bastantes kilómetros, y si te pasa algo te tienes que socorrer tú mismo”, añade.

Para ilustrar esa diferencia, pone un ejemplo: “Tengo filtros de agua por si la que sale es de baja calidad. No compro un tanque, como hacen en Estados Unidos”. El fundador de Preppers España fue introduciéndose “poquito a poco”, desde trazar un plan familiar para emergencias a preparar una mochila por si tuviera que abandonar su casa por un incendio o por un terremoto. A día de hoy, dispone asimismo de un generador y cuenta con una despensa con la que podría subsistir unos dos meses: “Siempre voy rotando; tal como voy comprando, voy sacando lo más antiguo”.

Recalca que su casa es “normal”, pero sí tiene por ejemplo detectores de humo, o un extintor y una manta ignífuga en la cocina por si se produjera un fuego. “Esas cosas las tenemos a mano pero no a simple vista”, apunta.

Raúl, en cambio, aprovechó la pandemia para irse a vivir con su familia a su escuela, siguiendo el consejo que da a sus clientes, “que en la medida de lo posible se acerquen al medio natural”. A su juicio, si llegara a producirse algo como ese cacareado gran apagón, “la gente que está en un entorno rural lo va a tener mucho más fácil que la gente que vive en las ciudades”.

“Tengo un manantial, puedo hacer acopio de leña y utilizar placas solares sin problema... una serie de elementos para poder sustituir la red eléctrica con bastante más facilidad que cualquier persona que viva en la ciudad”, subraya.

Pese a que en estos días el temor a ese supuesto apagón ha disparado la venta de hornillos o linternas, los dos coinciden en que no creen que llegue a producirse. “Lo que le estoy diciendo a la gente es que puede pasar algo en los próximos cinco años, pero nunca va a ser tan grande, a ese nivel. Sí puede haber apagones locales, puntuales, pero no va a ser una cuestión de quedarnos sin energía durante un mes. Pero sí aprovecho para animarles siempre a estar preparados”, es lo que contesta Raúl a quienes acuden a él, preocupados por este asunto.

Apagones hay todos los días y en todos los sitios. ¿Hay muchos bulos respecto al apagón? Sí. ¿Que se puede dar? Lo veo complicadoSamuel, fundador de Preppers España

“Apagones hay todos los días y en todos los sitios. ¿Hay muchos bulos respecto al apagón? Sí. ¿Que se puede dar? Lo veo complicado. Se tienen que dar muchas cosas a la vez”, opina por su parte Samuel. “Hace unos años en Barcelona se fue la luz de muchas centrales y a las horas ya estaba el Ayuntamiento poniendo generadores para dar corriente en muchas zonas”, agrega.

Para Samuel, los bulos y la desinformación “están a la orden del día”, algo a lo que no escapan las comunidades preparacionistas en redes sociales: “Cuando hay un bulo y se masifica se convierte en media verdad, y algunos con una media verdad empiezan a actuar sin pies ni cabeza”.

“En torno a todo esto hay un gran negocio. Como cualquier otro mercado, esto mueve mucho dinero y hay gente agrandando las amenazas e, incluso, inventándoselas”, asevera Raúl. “Yo estoy en un montón de grupos de Telegram, de Facebook, de Twitter de la comunidad preparacionista y conozco más de un empresario intentando hacer el agosto con todos estos temas. Y ahora se lo pone más fácil todavía la actualidad”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente