La preocupación por la independencia de Cataluña se disparó tras la sentencia

Protesta de los CDR en Barcelonal. EFE/ Enric Fontcuberta/Archivo

Madrid, 28 nov (EFE).- La preocupación por la independencia de Cataluña se disparó entre la ciudadanía después de la sentencia del "procés" y de los disturbios que se produjeron en las calles, según indica el barómetro dado a conocer este jueves por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Un 19 por ciento de los encuestados por el Centro que preside José Félix Tezanos cita la independencia de Cataluña como principal problema, nueve puntos más que en el barómetro del mes anterior. Es ya la cuarta preocupación ciudadana.

El estudio se llevó a cabo entre el 28 de octubre y el 9 de noviembre, es decir, después de la sentencia del "procés", el 14 de octubre, y de los disturbios en las calles; además, coincidió con la campaña electoral del 10 de noviembre.

La publicación del dato se produce en el día en que los equipos negociadores del PSOE y de ERC se reúnen en el Congreso para sondear si los independentistas catalanes facilitan la investidura de Pedro Sánchez.

Como principal problema sigue el paro; lo dice así un 60,3 por ciento de los ciudadanos, un porcentaje tres puntos por encima de la percepción que recogió el barómetro de septiembre-octubre.

El orden de las tres primeras preocupaciones no cambia en el análisis del CIS de este jueves: tras el paro, aparecen los políticos, un 45,5 por ciento, lo que revela un repunte considerable, ya que hace un mes esta cifra era del 37,8 por ciento.

Y acto seguido la preocupación por los problemas económicos, que sube también un poco, del 29,1 al 30,4 por ciento de los encuestados.

La independencia de Cataluña, el noveno problema en octubre, es ahora el cuarto: preocupa ahora al 19 por ciento de los ciudadanos cuando en octubre preocupaba al 10,5.

Desplaza a la corrupción; el 18,4 por ciento lo ve como problema primordial del país.

Acto seguido, la sanidad (15,2 por ciento de los encuestados), la calidad del empleo (13,3 por ciento), los problemas sociales (12,6), las pensiones (11,4) y la inmigración (11,3).

Llama la atención el desplome de la preocupación por "la falta de acuerdos y la inestabilidad política", que en el anterior barómetro, septiembre-octubre, lo consideraba "principal problema" un 13 por ciento de los encuestados, pero en el publicado este jueves lo ve así un 1,8.

La preocupación por la violencia machista alcanza al 5,7 por ciento de los entrevistados.