Preocupación en Israel tras la detención de un judío acusado de antisemitismo

Por Joe DYKE
1 / 2
Judíos ortodoxos durante una protesta en Washington, el 15 de febrero de 2017

La detención en Israel de un adolescente judío acusado de ser el autor de amenazas antisemitas en el mundo podría aliviar la presión ejercida sobre el presidente estadounidense, Donald Trump, pero refuerza los temores de discriminación, consideran organizaciones judías y medios israelíes.

Los grupos de extrema derecha estadounidense cantaron victoria tras el arresto, el jueves, y afirmaron que el recrudecimiento de las amenazas antisemitas desde la toma de posesión de Donald Trump en enero en la Casa Blanca les fueron imputadas equivocadamente.

La reacción de Trump frente a esta ola de amenazas fue considerada muy lenta por las organizaciones judías estadounidenses y mundiales.

Estas críticas también fueron alimentadas por la ambivalencia del presidente estadounidense sobre el tema, pues su campaña fue apoyada por algunos grupos estadounidenses de la ultraderecha racista y antisemita.

Se registraron más de 150 amenazas contra instituciones judías en Estados Unidos desde el inicio de este año. También se pintaron cruces gamadas en muros y se profanaron tumbas judías.

En el nivel actual de la investigación, la parte de las amenazas que corresponde al sospechoso judío, un israelo-estadounidense, no se conoce por ahora.

El joven no es el primer detenido por esos hechos. A inicios de marzo, el FBI detuvo a un experiodista de 31 años, sospechoso de haber lanzado falsas alertas de bomba en establecimientos judíos estadounideses

- "Grave preocupación"

El sitio antisemita estadounidese Quotidien Stormer, para el que las amenazas antisemitas formaban parte de un complot judío, cantó también victoria.

Así como el diario de la ultraderecha Breitbart News, dirigido antes por el principal responsable de la estrategia de Trump, Steve Bannon. "Las detenciones sugieren que hasta ahora la mayoría de las amenazas eran efectivamente falsas", afirmó.

Las organizaciones judías estadounidenses trataron de restar importancia a las consecuencias de la detención del sospechoso, al afirmar que esto no pone fin a sus temores.

La Liga antidifamación subrayó que "el antisemitismo en Estados Unidos sigue siendo un tema de gran preocupación".

"Nadie ha sido detenido por la profanación de tres cementerios o por toda una serie de incidentes antisemitas como los de las cruces gamadas", dijo.

Para Malcolm Hoenlein, vicepresidente ejecutivo de la Conferencia des presidentes de las principales organizaciones judías, las amenazas pueden "no volver a ser tomadas en serio", afirmó al Jerusalén Post.

- Conmoción en Israel -

En Israel, la noticia de esta detención causó conmoción y siguen apareciendo detalles sobre el sospechoso, aunque su identificación no ha sido dada a conocer por la policía.

Según un reportaje de la segunda cadena de televisión israelí difundida el viernes, el sospechoso es presentado como un joven introvertido e inteligente, que salía pocas veces de su habitación.

Su abogada, Galit Bash, indicó que tiene 18 años y sufre de un tumor cerebral que puede interferir en sus decisiones.

Según la policía israelí, el joven hizo amenazas desde su casa en los últimos tres años contra instituciones judías en Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia.

En febrero de 2015, habría enviado falsas alertas de bomba a la compañía estadounidense Delta Airlines, provocando un aterrizaje de urgencia.

Los investigadores fueron acercándose a él después de una amenaza en Nueva Zelanda en 2016 que facilitó a la policía identificar la dirección IP de su computadora, según el diario Haaretz.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines