¿Qué premios de la Lotería de Navidad tienen impuestos y cuáles no?

Listado de números agraciados con precios en sorteos anteriores.
Listado de números agraciados con precios en sorteos anteriores.

Listado de números agraciados con precios en sorteos anteriores.

Por fin ha pasado: te ha tocado El Gordo o un gran premio en el sorteo de la Lotería de Navidad. Lo celebras, lo disfrutas y sueñas con qué destino le darás, pero hay una parte que tienes que saber: según el importe con el que hayas sido agraciado, a Hacienda también le corresponderá algo.

Esto no pasa solo con lo que se gane el 22 de diciembre, ¿eh? Hacienda se lleva un porcentaje fijo por cualquier tipo de sorteo. Todo dinero que supere los 40.000 euros -cifra que, por cierto, subió en el año 2020- deberá hacer un aporte del 20% a Hacienda.

Esto supone que de los 400.000 euros de un décimo agraciado con el gran premio, El Gordo, el premiado se quedaría con 328.000. Esta norma se aplica a los premios de las loterías y apuestas organizadas por la entidad pública empresarial Loterías y Apuestas del Estado y por los órganos o entidades de las Comunidades Autónomas, así como de los sorteos organizados por la Cruz Roja Española y de la ONCE, según la Ley 16/2012, de 27 de diciembre.

Por ello, si ganas menos de 40.000 euros, el premio se considerará menor, por lo que Hacienda no te cobrará nada. De esta manera, solo están obligados a tributar los premios mayores: El Gordo, el segundo (125.000 euros) y el tercero (50.000). De estos dos últimos Hacienda se quedaría 17.000 euros y 2.000 euros, respectivamente, y los premiados se llevarían 108.000 y 48.000 euros.

La parte ‘buena’ es que no hay que hacer ningún trámite engorroso: Hacienda se queda con su parte de forma automática cuando se va a cobrar el décimo, es decir, no hay que realizar ningún trámite para declarar el premio. Eso sí, sí hay que incluir el premio en el apartado de Ganancias y Pérdidas Patrimoniales no derivadas de la Transmisión de Elementos Patrimoniales de la declaración de la renta.

De todas formas, el dinero ganado no afecta a la hora de solicitar ayudas públicas, becas o prestaciones de la Seguridad Social.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR