El Premio Nobel de la Paz argentino Pérez Esquivel expone su vida a través del arte

·1 min de lectura

La vida y el arte, son una misma. Eso es lo que piensa el Premio Nobel de la Paz, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, que ha realizado su primera exposición en más de 40 años.

Militante en la defensa de los derechos humanos, prisionero y víctima de tortura de la dictadura militar argentina, Pérez Esquivel tiene mucha vida que contar. Pero como también es arquitecto y artista plástico, ha optado por contarla a través del arte.

"El arte no se diferencia de la vida, ¿no? es lo mismo. Son lenguajes, así como está la palabra o la música o la plástica, el dibujo. Son todo expresiones distintas. La forma de decir algo que uno tiene adentro y que lo quiere trasmitir", opinó el artista y activista de los derechos humanos.

Ubicada en el Museo Lucy Mattos (Béccar) en la periferia de Buenos Aires, la exposición de pinturas al óleo, dibujos a tinta y esculturas de madera y bronce, refleja una obra de fuerte componente político.

"Nadie me enseñó la pobreza, sino que yo fui uno de los pobres. Es distinto a que va a ver la pobreza y entonces va a trabajar junto a los pobres. ¿Otros, no? Es decir, estaba dentro de la pobreza"

Con sus propias representaciones de la vida, la muerte y episodios de la de la historia contemporánea argentina, Pérez Esquivel ofrece un nuevo punto de vista sobre el mundo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente