El premio LUX premia el periodismo de investigación de la rumana “Collective”

Estrasburgo (Francia), 9 jun (EFE).- El director rumano Alexander Nanau logró este miércoles el premio del público LUX 2021 por su película documental “Collective”, una "búsqueda de la verdad" en homenaje a las víctimas del incendio de una discoteca en 2015 en Bucarest y en base al periodismo de investigación frente a la corrupción.

En su discurso al recoger el galardón, el realizador afeó que aún “no haya un culpable” del incendio en el que fallecieron 64 personas y recordó a las víctimas y sus familiares, a los que todavía “no se ha hecho justicia”.

Nanau honró “el valor” de los ciudadanos de a pie que “cambiaron el rumbo” de la sociedad rumana, así como de los periodistas independientes que informaron al público del “estado real del sistema sanitario rumano”, que “mintió” y “no fue capaz de curar a los pacientes”, cuyas heridas de haber sido bien curadas habrían sanado.

“Collective” perfila “una sociedad rumana cambiante”, explicó el realizador en una entrevista previa con Efe, y tiene el propósito de hacer entender “cómo funciona el poder corrupto en Rumanía”.

Aseguró que la reacción del Gobierno de Rumanía ante el estreno del largometraje fue “guardar silencio” al igual que los principales medios de comunicación del país, “muy cercanos al poder”, pese a ser la primera película rumana en estar nominada a los Oscar.

El documental sigue las pesquisas del periodista Catalin Tolontan, presente en la ceremonia, tras el incendio de la discoteca, quien destapó un fraude político y de asistencia sanitaria que “sacudió a toda Europa”, afirmó el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, al entregar en el pleno de Estrasburgo el premio, que este año por primera vez otorga conjuntamente la Eurocámara y la Academia de Cine Europeo.

“Es un testimonio extraordinario de hasta qué punto es importante el periodismo de investigación, la independencia y la libertad de expresión en la prensa”, señaló Sassoli, quien ejerció como periodista antes de dar el salto a la política.

CINE EUROPEO PARA EUROPEOS

La segunda finalista fue “Corpus Christi”, de Jan Komasa, un retrato de la búsqueda espiritual de un joven con antecedentes penales que se hace pasar por cura en un pequeño pueblo polaco.

Su protagonista, Bartosz Bieleni, felicitó a la vencedora porque “da fuerza a las personas que luchan por causas importantes y devuelve la fe en el género documental”.

El intérprete aprovechó su discurso para recordar a las "30.500 personas" en Bielorrusia que son “torturadas”, a las 646 encarceladas “por su actividad política” y a las trece personas asesinadas en 2020, y profirió varios gritos desgarrados para honrar a “todas las familias rotas”.

El tercer premio fue para la cinta danesa “Otra Ronda”, de Thomas Vinterberg, coronada en los Óscar como mejor película extranjera en la 93º edición de esos premios.

El productor Kasper Dissing Nielsen acudió en representación del filme y destacó el “privilegiado” sistema europeo de financiación, sin el cual “no sería posible hacer historias europeas”, pues evita que las producciones estén “sujetas al comercialismo”.

“Otra Ronda” es una comedia agridulce protagonizada por Mas Mikkelsen que sigue a cuatro profesores de instituto dispuestos a poner a prueba la teoría de que la gente sería más enérgica y feliz si mantuviera un porcentaje constante de alcohol en sangre.

En un encuentro con Efe, Nielsen alegó que la película va más allá de la relación con la bebida y lanza un mensaje al espectador de que “trate de vivir su vida en lugar de dejar que el día a día se apodere de él”.

Los premios LUX reconocen el cine europeo y otorgan una amplia visibilidad a las cintas nominadas al traducirlas a las 24 lenguas oficiales de la Unión, al tiempo que se adaptan para las personas sordas o con algún tipo de discapacidad para poder llegar al mayor número de espectadores.

Este año fueron, por primera vez, elegidos a medias entre el público europeo y los eurodiputados.

(c) Agencia EFE