Premian a emprendedores argentinos con un programa para desembarcar en España

Agencia EFE
·3 min de lectura

Buenos Aires, 7 abr (EFE).- Una comunidad que ayuda a las mujeres a manejar con independencia sus finanzas y una aplicación que permite enviar dinero al exterior sin necesidad de tener cuenta bancaria son los proyectos premiados por el programa Acelerar España, que ayuda a emprendedores argentinos a desarrollar sus negocios en el país europeo.

En su cuarta edición, la iniciativa filantrópica y sin fines de lucro, liderada por Leandro Sigman, ha distinguido los trabajos comandados por Sergio Saravia, impulsor de la aplicación "Remitee", y Sabrina Castelli, fundadora de Mujer Financiera.

El programa potencia a 'startups' argentinas que se encuentran en fase de internacionalización: este año se postularon más de 600 empresas emergentes, y las 12 finalistas viajaron a España para recibir formación por parte de expertos y reunirse con empresarios de ese país.

Finalmente, los dos ganadores recibieron 15.000 euros y una red de inversores posibles para fomentar su proyecto en territorio ibérico.

RED SOCIAL PARA MUJERES

A sus 33 años, Castelli, contable y licenciada en Administración, lleva ya tres trabajando para que las mujeres sean tan independientes financieramente como los hombres y tengan las mismas oportunidades para invertir.

"Decidimos enfocarnos en darles las herramientas para que ellas puedan empezar a atravesar todas esas etapas que lleva la educación financiera, que es básicamente entender cuánto dinero ingresás, cuánto se va o la generación del ahorro", explica a Efe la impulsora de Mujer Financiera, que nació como un blog y pasó a ser una exitosa plataforma de cursos de formación.

También, junto a su equipo de 14 personas, ha puesto en marcha Felicity, la primera red social de finanzas para mujeres.

Una vocación que descubrió de niña. Sabrina tenía 9 años cuando por un accidente murió su padre, quien manejaba la economía familiar, lo que llevó a su madre a enfrentar el reto de salir a trabajar y aprender a administrar las cuentas.

A esa tragedia se suma la pérdida del seguro de vida que habían cobrado por el fallecimiento, durante el 'corralito' bancario de Argentina en 2001: "los bancos no pudieron devolver el ahorro a los ahorristas y mi familia perdió todos sus ahorros en esa crisis".

"Eso me quedó muy marcado de decir: 'necesito entender cómo funcionan las finanzas para que nunca más me pase esto a mí ni mi familia'", reconoce.

Mientras aspira a seguir expandiendo sus servicios en otros países, Castelli ya ha capacitado a más de 40.000 mujeres de Latinoamérica y España.

UNA VIDA MÁS FÁCIL

Saravia, por su parte, busca facilitar que las miles de personas que viven fuera de su país puedan enviar dinero a sus familias de forma más rápida y económica: "Que una persona bancarizada o no pueda usar la aplicación móvil en cualquier momento y hacer un envío de ayuda familiar en otro país en forma instantánea", cuenta el fundador de "Remitee".

Nacido en la Patagonia pero hijo de inmigrantes bolivianos, el emprendedor recuerda cómo su padre debía viajar 80 kilómetros, hasta la capital provincial, para enviar dinero a Bolivia.

Casualmente, ya adulto, Sergio acabó trabajando en la multinacional que usaba su papá para hacer esos envíos: "Treinta años después, el servicio seguía siendo exactamente igual. Cero innovación, a pesar de la irrupción tecnológica", señala.

Seguro de que el problema de su padre era el de millones de personas, renunció a esa empresa, se formó en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y se lanzó como emprendedor a los 40 años. La aplicación nació en Argentina en 2017 y dos años después desembarcó en Chile. Y hoy encabeza un equipo de 18 personas con el que busca desembarcar en España.

"Considerando todo lo que hemos hecho hasta ahora, con un perfil muy bajo, cero marketing y puro boca a boca, tenemos alrededor de 200.000 personas que se han beneficiado del servicio", indica.

Basta descargarse la aplicación en un celular, validar la identidad y cargar saldo con tarjeta de débito, transferencia bancaria o en efectivo yendo a los establecimientos asociados.

El envío, que tiene una comisión máxima del 3 %, se acredita en la cuenta bancaria del destinatario, o puede obtenerlo en las ventanillas de los lugares que integran la red de "Remitee".

(c) Agencia EFE