La premiada transformación de Pontevedra en favor de la peatonalización y la mejora de la seguridad

El perímetro que rodea el centro de Pontevedra es el último lugar donde los coches pueden moverse con cierta libertad. En el ‘casco antiguo’ y las calles aledañas de la ciudad española, de algo más de 80 000 habitantes, el peatón tiene absoluta prioridad.