La prematura alerta roja por el calor en Francia afecta a 14 departamentos

·2 min de lectura

París, 17 jun (EFE).- Otros dos departamentos de los 101 que tiene Francia han sido puestos en alerta roja por las elevadas temperaturas que golpean el país, y se suman así a los 12 situados en máxima vigilancia ayer, con temperaturas que alcanzarán los 35 grados en buena parte del país.

A los doce departamentos del sudoeste de la costa Atlántica se añaden hoy los Pirineos Atlánticos y Altos Pirineos, cuyas capitales son Pau y Tarbes, respectivamente, según el aviso publicado este viernes por la agencia nacional de meteorología, Météo-France.

Además hay 56 departamentos en alerta naranja -la segunda más grave-, en las zonas del centro, este y región parisina, lo que lleva a setenta los departamentos en alerta por la ola de calor que solo empezará a mejorar a partir de la tarde del domingo, ya que el pico se espera mañana, sábado.

Este sistema de vigilancia con alerta roja, que prevé una movilización máxima de los centros sanitarios, se remonta a 2004, un año después de la ola de calor histórica en Francia en el verano de 2003 que provocó más de 15.000 muertos en el país.

Son más frecuentes las alertas naranjas, pero es la primera vez que una alerta roja se activa a estas alturas de junio. Las precedentes habían tenido lugar en los últimos días del mes y en julio, en 2019, así como en agosto de 2020.

Las fuertes temperaturas han llevado a la Prefectura de Policía de París a anunciar un dispositivo especial para tratar de rebajar la emisión de contaminación este sábado, y así mejorar la calidad del aire, perjudicial para la salud desde hace varios días.

Para ello, la velocidad máxima se reduce en 20 kilómetros en todas las autopistas, nacionales y departamentales de la región, mientras que en el anillo interior del llamado segundo periférico de París solo podrán circular los vehículos poco contaminantes que cumplan los criterios de la etiqueta "Crit'Air", otorgada por el Gobierno.

Medidas similares se han aplicado también en Lyon y su periferia, así como en los departamentos de Alto y Bajo Rin, al este del país. Se han registrado picos de contaminación en Gran Este, la región del Loira, Bretaña, Nueva Aquitania, Altos de Francia, Auvernia-Ródano-Alpes y Borgoña-Franco Condado.

En París, los 34 grados registrados este viernes (se esperan 38 mañana) han motivado a la dirección de un instituto del centro a cerrar las clases y enviar los alumnos a sus casas, según una información de la cadena BFMTV, puesto que las aulas se encontraban a más de 30 grados.

Météo-France prevé que las temperaturas lleguen este sábado a los 40 o 42 grados en los alrededores de Burdeos y Las Landas; 40 grados por Loira, Orléans y París y hasta 39 grados en Normandía.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente