Preguntan a Cifuentes si se acostaría con Rajoy y ella lo deja excesivamente claro

Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes en 2018.
Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes en 2018.

Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes en 2018.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes ha visitado Nos hemos liado, el programa que tienen Alba Carillo y Nagore Robles en el canal de Mediaset MtMad.

Durante la entrevista le preguntaron por diferentes asuntos relacionados con su vida más íntima y con su opinión sobre la erótica del poder.

Cifuentes ha defendido que la verdadera erótica del poder es la de poder “tomar decisiones que ves que afectan de manera directa y positiva, la mayoría, a personas concretas y que les puede cambiar la vida”.

“Eso te da un subidón... Es mucho mejor que te toque la Lotería”, ha llegado a comparar la expolítica ‘popular’.

Además, ha subrayado que la erótica del poder existe, “pero sobre todo en los hombres, más que en las mujeres”.

“Generalmente sucede con los hombres, en relaciones heterosexuales porque en las homosexuales no lo tengo tan contrastado, ya que de al revés les suele dar miedo las mujeres poderosas”, ha explicado la expresidenta madrileña, que ha contado que vio “tíos que no se comían un rosco, se les puso en un cargo y de repente no paraban de ligar”.

Cifuentes también ha tenido que contestar a preguntas como si se acostaría antes con Carrillo o con el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy. Cero dudas ha tenido.

“Cn Alba Carrillo. No lo pienso ni dos veces. Alba, tú eres una mujer maravillosa, guapísima, y un cañón, pero es que yo, con Rajoy, ni aunque fuera el último hombre de la tierra y la descendencia del planeta y de la raza humana dependiera de ello”, ha sentenciado.

Robles le ha dicho que ni incluso en esa situación apocalíptica lo haría. “Si fuera así, lo haría con niños probetas e inseminación artificial”, ha llegado a decir en tono distendido.

Finalmente, Cifuentes también ha sido preguntada por si se iría antes de after con Santiago Abascal o con Pablo Casado. La respuesta, con ninguno: “No me voy con ninguno, no me gusta ninguno. El que menos me desagrada es Pablo Casado, pero es que tampoco es la alegría de la huerta”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR