¿Y si los incas hubieran conquistado Europa?

Arturo Wallace - HayFestivalArequipa@BBCMundo
·11 min de lectura
Laurent Binet
Laurent Binet obtuvo el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa con "Civilizations".

La última obra de Laurent Binet tiene nombre de juego de video pero también todo el prestigio que le confiere el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, otorgado en octubre del año pasado.

Y en "Civilizations" el joven novelista galo, de 44 años, responde a una pregunta que probablemente nos hemos hecho muchas veces millones de latinoamericanos.

¿Qué habría pasado si América hubiera "descubierto" y colonizado Europa, y no viceversa?

Para hacerlo posible Binet nada más necesita de un pequeño, y bastante plausible, accidente de la historia: exploradores vikingos que en lugar de simplemente tocar las costas canadienses se ven obligados a instalarse en el continente americano.

Quinientos años más tarde, su herencia -en forma de armas de hierro, anticuerpos y caballos- transforma la respuesta de los indios tainos a la llegada de Colón.

Y cuando en 1531 es Atahualpa quien invade Europa y empieza la colonización del imperio de Carlos V, la juguetona propuesta de Binet ya no parece un simple capricho.

Pero, ¿con qué consecuencias?

La rendición de Atahualpa
¿Y si Atahualpa hubiera sometido a los españoles, y no viceversa?

BBC Mundo se lo preguntó al escritor francés, quien es uno de los invitados al Hay Festival de Arequipa, que tendrá lugar de forma digital del 28 de octubre al 9 de noviembre.

Eres un escritor francés respondiendo a una pregunta que los latinoamericanos nos hemos hecho muchísimas veces. ¿De dónde te vino la idea?

La idea se me ocurrió durante el otoño de 2015, después de que me invitaron a la Feria del Libro de Lima. Ese fue el detonante, porque en ese viaje descubrí muchísimas cosas sobre los indígenas precolombinos, sobre los incas y sobre la conquista de Pizarro que me parecieron muy interesantes.

Fue un viaje que me encantó, al punto que cuando regresé le hablé del tema a todo el mundo y entonces me regalaron un libro de Jarred Diamond que se llama Guns, Germs and Steel ("Armas, gérmenes y acero"), en el que hay todo un capítulo sobre Atahualpa y Pizarro.

En ese capítulo es él, Jarred Diamond, quien hace la pregunta de por qué fue Pizarro el que llegó a Perú a capturar a Atahualpa y no Atahualpa el que fue a Europa a capturar a Carlos V. Y eso fue lo que me dio la idea. Me hizo pensar: "¿Y por qué no?".

Entonces me dije: "Yo voy a contar esa historia. Ahora veo en qué condiciones habría sido posible que la cosa pasara al revés". Y los elementos de la respuesta también me los dio Jarred Diamond, pues su teoría es que a los incas, a los indígenas americanos, les hacían falta tres cosas capitales para poder resistir a los españoles: caballos, acero y sobre todo anticuerpos.

Grabado de a conquista
Las armas y caballos de los españoles les dieron una importante ventaja sobre los indígenas americanos.

Y según tu libro, para obtener todo eso, solo habría hecho falta de un pequeño giro de, de un pequeño accidente…

Exactamente. Yo creo en los azares de la Historia. Es decir, creo que hay grandes tendencias y la Historia no se cambia chasqueando los dedos. Pero eso no significa que no hayan grandes casualidades y uno de los grandes azares de la Historia es que los europeos tuvieron más animales domésticos que los indígenas americanos. Y al contacto con esos animales estuvieron más expuestos a los microbios.

Entonces uno se puede preguntar, ¿por qué fueron los europeos los que conquistaron el mundo y no los asiáticos, ni los africanos? Y tal vez la respuesta sea que por qué tenían cerdos y vacas. Creo que es una idea interesante.

Ahora bien, también es sabido que los vikingos llegaron a Canadá por el año 1.000. Llegaron pero no se quedaron. Y si se hubieran quedado todo podría haber sido muy diferente. Entonces ese es mi punto de partida: lo que pasa si Cristóbal Colón desembarca en Cuba y se encuentra con indígenas que tienen caballos y armas de hierro y además tuvieron 400 años para prepararse para la llegada de sus microbios.

¿Y al ponerte a escribir simplemente te dejaste llevar por la pregunta y el disfrute de tratar de responderla a través de una novela, o tenías también un propósito político?

Uno siempre es político, lo quiera o no, un texto siempre termina siendo político. Yo ciertamente estaba consciente de que era divertido, y también muy interesante, adoptar la perspectiva de los derrotados. Hay, de hecho, otro libro sobre los incas, "La visión de los vencidos", de Nathan Wachtel, que explica cómo fue que los incas vieron la llegada de los españoles.

Y ese ejercicio de darle la vuelta a las cosas era claramente algo que me interesaba y quería hacer un poco lo que hizo Montaigne en su ensayo "De los caníbales" y lo que hizo Montesquieu en sus "Cartas Persas", que es dirigir una mirada externa a nuestra propia sociedad. Eso me pareció tan divertido como interesante.

Laurent Binet
Binet también ganó el Premio Goncourt la Primera Novela con "HHhH".

Ahora, el libro fue construido sobre una perspectiva algo erudita, pues a mí me gusta documentarme bien e investigar bastante, pero sobre todo lúdica. Lo concebí como un juego y fue por eso que le puse el nombre de un juego de video: Civilizations.

El título en francés también se escribe así, con z, como en inglés, porque es un guiño al juego de video. Lo único que hice fue ponerlo en plural. No es Civilization sino Civilizations.

Esa mirada de los incas describe una Europa con pocas libertades y mucha desigualdad, fragmentada por guerras religiosas. Y Atahualpa se aprovecha de ello para lograr su conquista. Pero el tipo de sociedad algo más justa e igualitaria que les ofrece a los "levantinos" -como llamas a los europeos- ¿es un simple resultado de su pragmatismo o un reflejo de la sociedad inca?

Ciertamente había diferencias (entre la sociedad inca y las sociedades europeas). Pero mi intención no era establecer una jerarquía y decir que los indígenas eran mejores. Tampoco los incas, ni los aztecas, tenían democracias. Eran imperios imperialistas, que de hecho estaban en proceso de expansión.

Por eso tampoco quise que el modelo de Atahualpa fuera Erasmo, sino Maquiavelo. Porque Atahualpa no era un escritor ni un poeta, sino un jefe de Estado. Y como jefe de Estado necesitaba más a Maquiavelo que a Erasmo. Así que sus decisiones son pragmáticas.

Si ayuda a los judíos, a los musulmanes o a los campesinos alemanes, y si se alía con Francia, es por pragmatismo, el mismo pragmatismo de Hernán Cortés. En México, Cortés hizo algo parecido: se alió con todos los pueblos indígenas que habían sido conquistados por los aztecas.

Entonces para mí es puro pragmatismo, al igual que Cortés y Pizarro. Y a nivel estratégico durante todo mi libro Atahualpa se comporta y razona como Cortés y Pizarro. ¿Dónde puedo encontrar aliados? Pues entre las minorías oprimidas, que fue lo que hizo Cortés.

Y luego le tiende una trampa a Carlos V tal y como hizo Pizarro en Cajamarca para capturar a Atahualpa. Sabemos por los mismos conquistadores que Atahualpa era alguien inteligente, de trato agradable. Pero utilizando esos elementos yo lo convierto en alguien más astuto, un poco como un espejo de Cortés. De hecho he de confesar que tengo una debilidad por Cortés.

Hernán Cortés
El Atahualpa de Binet está parcialmente inspirado en Hernán Cortés.

¿Pero entonces, por qué los incas y no los aztecas? ¿Habrían sido Moctezuma el protagonista si antes de ir a la Feria del Libro de Lima hubieras ido a la Guadalajara?

Puede ser. Y en la Feria de Guadalajara estuve después. O sea que sí, la elección fue un poco producto de la casualidad, pero al mismo tiempo me alegra haber elegido a los incas, porque su organización económica y social me parece más interesante. Así que fue una casualidad, pero una casualidad feliz.

En el libro hay muchos episodios en los que pareces darle la vuelta a lo que sucedió durante la conquista…

Sí. Por ejemplo, la masacre de Toledo es el equivalente a la masacre de Cholula a manos de Cortés y sus hombres, simplemente trasladada a España.

¿Cuánto tiempo dedicaste a investigar y documentarte para identificar y comprender todos esos episodios?

Fueron cuatro años de trabajo. En Francia el libro salió en 2019, así que fueron cuatro años de trabajo y muchísimas lecturas de todo tipo.

Específicamente sobre los incas hay muchos libros bastante buenos en francés, pero una de mis fuentes más importantes fue Garcilaso de la Vega, así como las crónicas de la conquista. Pedro Pizarro, el primo de Francisco Pizarro, por ejemplo escribió la historia de la conquista de Perú, y hay muchísimos conquistadores españoles que aportaron testimonios muy valiosos sobre los incas.

De hecho son los únicos, porque no hay testimonios escritos de los propios incas. Pero Garcilaso de la Vega fue clave para ayudarme a comprender la organización política, económica y social de los incas, sus reglas y su sistema redistributivo, que me interesó mucho. La repartición de tierras, por ejemplo, me parece sorprendente: como el inca distribuía las tierras, las entregaba, las recuperaba, las organizaba… Eso me parece fascinante.

La captura de Atahualpa
La novela de Binet es una ucronía, una versión alternativa de la historia en la que Atahualpa no es capturado en Cajamarca.

En el libro también se destaca su rol de proveedor para los más vulnerables, como una versión del Estado de Bienestar antes de su tiempo…

Exactamente. Eso es algo que destaqué en una entrevista que di en España. Porque la pregunta que todo el mundo me hace es ¿qué sería diferente en Europa hoy si nos hubieran invadido los incas? Y mi respuesta en ese caso fue: habríamos tenido seguridad social mucho antes.

¿Y realmente crees que las cosas habrían ido en ese sentido? ¿En realidad crees que nuestro mundo sería muy diferente?

Creo que por lo menos no tendríamos un sistema capitalista, sino una economía planificada. Creo que esa sería la principal diferencia.

Luego, en lo que tiene ver con las cuestiones religiosas, creo que una parte importante de Europa tal vez habría adoptado el culto del Sol. Pero no estoy seguro de que el catolicismo habría desaparecido completamente. Igual me gusta imaginarme un mundo en el que los incas invaden Europa y luego se les unen los aztecas, y al final incas y aztecas se alían contra los católicos y los musulmanes turcos de Solimán.

Y creo que en el plano geopolítico eso también habría reconfigurado un montón de cosas en una época en la que, como bien sabes, la religión era algo muy inestable en Europa. Estaba Martín Lutero, Enrique VIII que crea su propia iglesia en Inglaterra…

Ciertamente habrían cambiado muchas cosas. Pero tampoco creo que habríamos tenido paz en la Tierra y la democracia a partir del siglo XVII, para nada. Creo que las guerras habrían continuado. Solo que en lugar de iglesias se habrían construido otros tipos de templos, así que también se habrían producido muchos cambios arquitectónicos, artísticos, etc. Muchos cambios. Aunque hasta qué punto es algo que no puedo saber.

Laurent Binet
Con su segunda novela, "La séptima función del lenguaje", Binet recibió el premio Interallié.

Lo tuyo como escritor parece ser jugar con la historia. ¿Es lo que más te interesa?

Ciertamente me interesa la relación entre la Historia y la ficción. De hecho mis tres novelas hablan de eso, solo que desde ángulo diferentes. Con "HHhH" simplemente quería contar una historia verdadera y plantear la pregunta de cómo es que se cuenta una historia verdadera. Era una perspectiva completamente diferente a "Civilizations".

Pero en ambos casos -y con "La séptima función del lenguaje" - también pasa algo parecido, de lo que se trataba era de confrontar la realidad y la ficción y ver como se relacionan. A veces se funden, a veces se rechazan, a veces se casan, y todas esas posibilidades me interesan. Ciertamente la historia es mi tema predilecto.

¿Y por dónde va tu próximo proyecto?

Ahorita estoy trabajando en la adaptación de "Civilizations" como serie de televisión. Firmé un contrato con productores franceses y estadounidenses y estoy empezando a pensar en el guion. No lo voy a hacer solo, porque mi experiencia es sobre todo como televidente, así que tengo que aprender sobre este nuevo oficio. Es decir, no soy completamente inculto en materia de teatro y cine, tengo algunas bases, pero tengo mucho que aprender.

Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Arequipa, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza virtualmente entre el 28 de octubre y 8 de noviembre de 2020.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.