Casado le hace a Ayuso la pregunta con "más mala leche"

Asier Martiarena
·3 min de lectura
Casado ha acompañado a Ayuso en la inauguración del hospital Isabel Zendal de Madrid. EFE (Archivo)
Casado ha acompañado a Ayuso en la inauguración del hospital Isabel Zendal de Madrid. EFE (Archivo)

Las prisas por inaugurar grandes instalaciones suelen jugar malas pasadas a los políticos. Aeropuertos sin aviones en Castellón, paredes recién pintadas que acaban dejando huella en las chaquetas de los invitados, maquetas de hospitales cuando ni siquiera se ha elegido la ubicación del mismo.... Lo importante es la foto. Y no el proyecto. Un caso práctico es el de Mariano Rajoy quien, en 2018, inauguró dos veces, y con apenas 4 días de diferencia, sendos tramos de una misma autopista. La AP-9 que va de Ferrol a Tui conectando, entre otros, Santiago de Compostela, Pontevedra y Vigo.

Otro de esos ejemplos lo hemos vivido esta mañana cuando Isabel Díaz Ayuso ha inaugurado el hospital de pandemias, Isabel Zendal, antes de terminarse sus obras. Antes, incluso, de que haya médicos y pacientes.

El caso es que este 1 de diciembre, con un mes de retraso sobre el plan inicial, la presidenta de la Comunidad de Madrid se ha rodeado de la plana mayor de su partido para recorrer las instalaciones de un centro hospitalario único en el mundo. Ya que lo habitual, en caso de pandemias y catástrofes, liberar espacio en un centro ya existente y, si es necesario ampliarlo con carpas y hospitales de campaña con el sello del Ejército.

Y así, entre camillas, ecógrafos y goteros, ha llegado el momento viral del día. El presidente nacional del PP, Pablo Casado, ha preguntado si el hospital Zendal cuenta con quirófanos. La pregunta ha dejado tan descolocada a Ayuso que ha optado por guardar silencio. Un par de segundos que se han hecho eternos hasta que en su rescate ha acudido el director general de Infraestructuras Sanitarias, Alejo Joaquín Miranda de Larra. "Aquí hay salas de procedimiento", ha dicho, lo que los sanitarios llaman "salas de curas".

El diálogo no pasaría de anécdota si no fuera porque Ayuso ha ofrecido el hospital al conjunto del país, que "está abierto a todos los españoles" y que será “un pulmón asistencial” frente a emergencias y catástrofes como un accidente de avión. Choca, por tanto, que en el hospital no haya ni un solo quirófano.

La cosa no ha quedado ahí ya que, en otro momento de la visita privada para autoridades, un micrófono abierto ha captado al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, quejándose ante su jefe de partido por el hecho de las escasas interpelaciones que la prensa ha podido realizar en el día de hoy: “Pablo, no hay una pregunta con buena intención. Todas tienen más mala leche... Es una cosa...”, ha señalado.

Lo curioso es que, después del celo puesto por el Gobierno regional de Madrid para mantener a la prensa alejada del acto, resulta que la pregunta más incómoda a Ayuso se la ha realizado el propio Casado.

En vídeo | Madrid recurre a lo macabro para concienciar sobre el uso de la mascarilla

Más historias que te pueden interesar: