Prefecto policial francés admite el "fracaso" en la final de la Champions League

·2 min de lectura

La persona responsable del operativo de seguridad en el juego decisivo del torneo continental compareció en el Senado francés y asumió las fallas que “perjudicaron la imagen” del país. Además, se refirió a las polémicas cifras de los fanáticos sin entradas y negó la certeza de que hayan sido alrededor de 40.000; en tanto que instó a los públicos inglés y español que acudieron a París para que eleven una denuncia si fueron agredidos.

Este jueves 9 de junio el prefecto de la Policía que estuvo a cargo de la seguridad durante el fallido operativo de la final de la Champions League, Didier Lallement, declaró ante el comité del Senado en el marco de la investigación que apunta a detectar cuáles fueron los problemas que propiciaron el “fiasco” en París.

Durante su comparecencia, el oficial catalogó como “un fracaso” el sistema de seguridad porque terminó en agresiones con gases lacrimógenos contra los aficionados “cuando el objetivo era protegerlos”, y asumió su responsabilidad en todas las decisiones.

Además, Lallement se lamentó por estos errores que “perjudicaron la imagen de Francia” y puso en duda la capacidad del país galo para albergar los próximos Juegos Olímpicos que deben realizarse en 2024.

Empero remarcó que las medidas tomadas "permitieron que se disputara el partido y que se protegiera la integridad física" del público.

Una de las equivocaciones más graves de las que se hizo responsable fue la decisión de levantar el filtrado policial a la vera del estadio, lo que generó que numerosas personas sin entradas accedieran al Stade de France.

Según detalló Lallement, la justificación estaba en que la cantidad de público era “masiva” y el sistema para detectar los boletos falsos, que consistía en un bolígrafo con tinta química, no estaba funcionando.

Prefecto policial expresa sus disculpas e insta a los hinchas a elevar denuncias

Tras subrayar que se consiguió evitar que hubiesen heridos o muertos, expresó sus “sinceras disculpas” a los hinchas españoles e ingleses que fueron perjudicados por los gases lacrimógenos, aunque justificó que era la única forma de controlar la situación.

El prefecto instó también a todos los afectados a que eleven una denuncia, tanto los estafados con entradas falsas como los que fueron víctimas de carteristas. Las mismas podrán efectuarse en el sitio digital de la embajada francesa en Reino Unido.

Por otro lado, se refirió a las cifras de asistentes sin boletos legales, las cuales fueron rebatidas por la oposición francesa y por los funcionarios ingleses.

Al respecto dijo que las 30.000 o 40.000 personas –número que le dio oficialmente al ministro del Interior, Gérald Darmanin-, pudieron no ser tantas y que no hay una evidencia científica que respalde esa cantidad.

“Fui yo quien le dio esa cifra al ministro y la mantengo totalmente. Desde un punto de vista operativo, no cambia si fueron alrededor de 40.000, 30.000 o 20.000”, enfatizó.

Con EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente