El "precioso" legado de Joaquín Sabina al Instituto Cervantes

·1 min de lectura

La colección completa de la revista argentina Sur, libros, fotografías, dibujos personales, el manuscrito de una de sus canciones, y hasta su mítico bombín. Son parte del legado que ha hecho este martes el cantante y poeta Joaquín Sabina al Instituto Cervantes, institución consagrada a la promoción y enseñanza del español a la que se siente muy ligado gracias en parte a su amistad con su director Luis García Montero. Y fue precisamente este último quien se encargó de recoger las piezas donadas y ponerlas a buen recaudo en una cámara acorazada. Un legado que calificó de "precioso". Más tarde, Joaquín Sabina tomó la palabra:

"Es la primera vez en mi vida que en una institución de tanta prosapia y de tantísimo alcance me me siento como en mi casa, me siento en mi casa... A mí me parece, ahora que se dicen tantas tonterías sobre la marca España y todo eso, que nuestra mayor riqueza, y no solo cultural, es el idioma", afirmó el cantante.

Durante un coloquio posterior, Sabina, que tiene 72 años, habló de lo que más añoran sus seguidores, su retorno a los escenarios:

"Me siento bien", dijo Sabina. "Pero no pienso volver a los escenarios mientras que la gente esté con mascarilla o no pueda levantarse o no pueda fumar o tomar una copa. Y me temo que eso no será, sobre todo en Latinoamérica, que (la situación por la pandemia) está peor que aquí hasta dentro de un año y medio más o menos. Pero sí, sí volveré para decir hola y adiós", concluyó el cantante.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente