Terrazas abiertas y vuelos a 100 euros, tras el aluvión de franceses en Madrid

M. J. Arias
·4 min de lectura

“Todo París se viene aquí porque las vacaciones, beber, las terrazas…”, dice un joven francés sin mascarilla. “La vida, la vida”, apostilla su compañera de fiesta. Son dos de las declaraciones que se pueden ver y escuchar en el vídeo viral publicado por Nius (bajo estas líneas) este fin de semana sobre la tendencia al alza de los franceses que viajan a Madrid el fin de semana para hacer todo aquello que, por la pandemia del coronavirus, no les está permitido hacer en su país. El boca a boca, las medidas menos restrictivas impuestas por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso y lo asequible económicamente de esa ‘libertad’ que dicen buscan les animan a viajar.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Según explica una joven en el mencionado vídeo, “la gente creo que necesita libertad y no sé por qué, pero Madrid permite esto”. El porqué está claro desde hace meses para cualquier ciudadano que haya seguido la información diaria del coronavirus en los medios españoles. El Ejecutivo madrileño está en contra de los cierres perimetrales, de cerrar la hostelería y en todo este tiempo se ha desmarcado de las medidas más restrictivas para salvar, según sus propias palabras, la economía. Así, lo normal en Madrid es que sus responsables políticos apuesten por apurar los ratios permitidos imponiendo su permisividad más alta.

Eso ha servido como efecto llamada para los jóvenes franceses, quiene ven como en sus ciudades de origen el toque de queda es más restrictivo, la hostelería permanece cerrada y sentarse a tomar una cerveza en una terraza es imposible. Mientras, en Madrid, todo eso se desvanece. Hace unas semanas eran varios los medios como La Vanguardia y La Información que se hacían eco de la existencia de unos paquetes ofrecidos por algunos turoperadores. Por 150 euros se podía conseguir un fin de semana en Madrid con el vuelo y el hotel.

A días de hoy (lunes 8 de marzo), basta una sencilla búsqueda a través de algunos de los muchos comparadores de vuelos que existen para hacerse una idea de lo barato que puede salir viajar a la capital de España desde la francesa. La búsqueda de vuelos con salida de París el sábado 27 y regreso el domingo 28 arroja un resultado de más de dos decenas de opciones. Algunas de las cuales no llegan a los 100 euros. A eso, eso sí, habría que sumar el alojamiento. Se puede conseguir habitación para un adulto, esa noche, en un hostal del centro de Madrid por menos de 30 euros. La suma, más económica incluso que la ofrecida por los touroperadores.

Hace unos días, en declaraciones a la agencia Reuters, varios jóvenes franceses hablaban de las razones que les llevaban a subirse a un avión en busca de fiesta. La mayoría de ellos coincidían en mencionar la palabra ‘vida’ o ‘vivir’ para su experiencia. “Aquí hay vida, hay de todo. Incluso con el toque de queda, se pueden hacer muchas cosas, así que lo aprovechamos al máximo. (...) Sentí un gran alivio cuando me volví a sentar en una terraza”, decía Clara S. Para Adrien D. era como “haber vuelto a aprender a vivir, como si fuera 2019”.

El fenómeno de los jóvenes franceses en Madrid de fiesta no ha pasado desapercibido para los medios galos. Hace unos días desde el programa de televisión C dans l'air alertaban de que “la incidencia en Madrid es cuatro veces mayor que en París. Hay 560 muertes diarias en España, por tanto la situación es mala. No es una buena idea pasar un fin de semana allí en este preciso momento”. Pero, a tenor de lo visto este fin de semana en las calles del centro de la capital de España, el llamamiento a la responsabilidad y al sentido común ha caído en saco roto.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y mientras en Barajas aterrizan vuelos repletos de franceses dispuestos a pasárselo bien, como recogía Telemadrid en un reportaje realizado en el aeropuerto este viernes en el que se hacía hincapié en lo barato del viaje, la presidenta Ayuso se felicita por ello. “Si alguien quiere venir a Madrid desde Logroño, París o cualquier otro rincón, si cumplen las normas, si el aeropuerto de Madrid Barajas es seguro a mi me parece bien que vengan a nuestros museos, a nuestros comercios y a nuestros restaurantes a mover la economía”, ha declarado.

EN VÍDEO | Francia endurece restricciones pero sortea de nuevo un confinamiento general