El precio de la gasolina vuelve a subir en España coincidiendo con la vuelta de las vacaciones

·3 min de lectura
En esta imagen de archivo, un logo de BP, visto en una gasolinera en Londres. (Photo: via Associated Press)
En esta imagen de archivo, un logo de BP, visto en una gasolinera en Londres. (Photo: via Associated Press)

En esta imagen de archivo, un logo de BP, visto en una gasolinera en Londres. (Photo: via Associated Press)

El precio de los carburantes ha aumentado en los últimos siete días, coincidiendo con la operación especial de tráfico por el retorno de las vacaciones estivales (Operación Retorno).

En el caso de la gasolina se ha registrado un aumento del 0,5%, mientras que el gasóleo es un 4% más caro que hace una semana.

Es la primera vez que la gasolina sube desde que comenzó el verano, situándose actualmente en un precio medio de 1,594 euros el litro, ya aplicando el descuento de 20 céntimos que ofrece el Gobierno desde el pasado 1 de abril. Por su parte, el gasóleo suma un nuevo aumento, el segundo del verano, y se sitúa en 1,682 euros el litro.

Esto supone un cierre de agosto al alza en el que será el verano más caro de la historia, en relación a llenar el depósito. Esto se traduce en que llenar el depósito ahora es 24 euros más caro que hace un año si el vehículo es de gasóleo y 10 euros más si es gasolina.

El precio sigue siendo inferior al de otros países europeos

Pese a estas cifras, según datos difundidos por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), el precio de ambos carburantes se mantiene por debajo de la barrera de los 2 euros el litro, incluso sin bonificación, que sí registran otros países europeos.

Así, la gasolina más cara de la UE se encuentra actualmente en Finlandia (2,122 euros) y Dinamarca (2,116 euros), mientras que el gasóleo con el precio más alto está también en los países nórdicos, concretamente en Suecia (2,429 euros) y, de nuevo, en Dinamarca (2,147 euros).

Por el contrario, los precios más bajos de la gasolina en el continente se registran en Hungría (1,284 euros) y Malta (1,34 euros), y los del gasóleo los marcan nuevamente Malta (1,21 euros) y Polonia (1,604 euros).

Francia, por su parte, ha anunciado un aumento de 12 céntimos en la bonificación del combustible, por lo que pasa de 18 a 30 céntimos el descuento sobre el litro. Esta medida se aplicará en los meses de septiembre y octubre.

Desciende el consumo de carburantes

Por otro lado, el consumo de combustibles de automoción descendió en total un 4,5% en julio respecto al mismo mes del año anterior, y fue un 8,6% inferior al de julio de 2019 (antes de la pandemia), según los datos publicados este jueves por la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

En cuanto al consumo de gasolinas, este disminuyó en julio por primera vez desde febrero de 2021, aunque sí ha sido superior a julio de 2019, concretamente, un 1,8% más.

Por su parte, el uso del gasóleo se ha reducido un 5,5% respecto a julio de 2021 y un 11,1% inferior al que hubo en julio de 2019.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR