El príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman tiene inmunidad en territorio estadounidense

El príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman tiene inmunidad en Estados Unidos.

Aunque para los servicios secretos de este país es responsable del asesinato del periodista saudí y residente estadounidense, Jamal Khashoggi, el derecho internacional garantiza su inmunidad.

La Administración estadounidense no entra a valorar el fondo de la cuestión.

No obstante hace meses que se especula que su nombramiento como primer ministro, efectivo desde finales de septiembre, busca evitar las eventuales denuncias interpuestas en su contra ante los tribunales extranjeros.

El Gobierno estadounidense responde a la demanda civil presentada por la prometida de Khashoggi ante un tribunal de Washington, indicando que el príncipe saudí Mohamed bin Salman es actualmente primer ministro de su país. En consecuencia, y como jefe de Gobierno en ejercicio es inmune a ojos de la legislación internacional vigente.

La CIA considera demostrado que Bin Salman "aprobó una operación" en el consulado saudí en Estambul, en Turquía para "capturar o matar" al periodista, al que el régimen saudí consideraba un disidente crítico con la monarquía.