El príncipe Guillermo cuenta cómo están siendo los primeros días con su bebé

El príncipe Guillermo ha retomado sus compromisos oficiales tras convertirse en padre por tercera vez el pasado lunes, 23 de abril. El hijo mayor de Carlos de Inglaterra y la fallecida Diana de Gales ha asistido al servicio religioso del Día de Anzac que se ha celebrado en la Abadía de Westminster. Como era de esperar, no le ha acompañado su mujer, la Duquesa de Cambridge que se encuentra en casa recuperándose del parto, pero sí ha acudido junto al príncipe Harry y Meghan Markle, quienes previamente habían asistido al The Dawn Service (Servicio al Amanecer) con motivo de esta fecha que honra a los soldados de las Fuerzas Armadas australianas y neozelandesas. 

El Duque de Cambridge se mostró muy amable con la prensa, que quería saber cómo se encontraba el recién nacido, que pesó 3,900 kilogramos. "Muy bien, gracias. Afortunadamente, se encuentra muy bien", ha asegurado. También ha desvelado cómo están siendo las primeras noches con el bebé en casa: "Duerme relativamente bien hasta ahora, se porta bien, lo que es muy bueno". Ya han pasado dos días desde que vino al mundo el nuevo miembro de la Familia Real británica, sin embargo, todavía no han hecho público cómo han decidido llamarle. "Es curioso que digas eso. Es un buen nombre", respondió el Príncipe cuando Alexander Downer, el Alto Comisionado de Australia para el Reino Unido, le propuso su nombre para su tercer hijo. Lo mismo que dijo su homólogo neozalendés, Jerry Mateparae. "Es un nombre fuerte, por supuesto", aseguró Guillermo. 

- Los Duques de Cambridge presentan a su tercer hijo solo siete horas después de nacer

- Todas las curiosidades de la presentación del 'royal baby'

Habrá que esperar para ver cuál es finalmente el nombre elegido para el bebé, que es el tercer nieto del príncipe Carlos, el sexto bisnieto de Isabel II y ocupa el quinto puesto en la línea de sucesión al trono británico. 

Su nacimiento ha hecho que su hermana haga historia, Charlotte. ¿El motivo? Será la primera vez que una mujer no vea modificado su puesto en la línea de sucesión por el nacimiento de su hermano pequeño. Reino Unido aprobó en 2013 una serie de cambios en su Ley de Sucesión antes del nacimiento de George, y finalmente entraron en vigor en 2015. Así, se termina con la tradición que impide a una mujer ser reina si tiene hermanos varones, aunque sean menores.

En el acto de esta mañana, el duque de Cambridge se convirtió en el centro de todas las miradas, pero Harry y Meghan no se quedaron atrás. La pareja, que el próximo 19 de mayo se dará el 'sí, quiero' en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, derrochó miradas de complicidad y cariñosos gestos, demostrando el momento tan especial que están viviendo. El Príncipe y su prometida han tenido una agenda de lo más apretada, ya que, como decíamos, esta misma mañana acudieron juntos al acto conmemorativo del Día de Anzac, una fecha muy importante en Australia y Nueva Zelanda. Se trata de la primera vez que Meghan acude a un servicio oficial de estas características, sin embargo, se aseguró de cumplir con la tradición de lucir una amapola roja en su solapa, en recuerdo a los caídos en la guerra. 

- Una semana de 'primeras veces' para el príncipe Harry y Meghan Markle

Si por la mañana, la futura esposa de Harry de Inglaterra se decantó por elegante abrigo gris abotonado, que combinó con un sombrero negro, además de clutch y zapatos de tacón a juego; después se cambió de estilismo y lució un original conjunto de dos piezas de color negro (chaqueta corta y falda ajustada en la cintura), además de un tocado ladeado. 

DL_u402308_002
Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines