El príncipe Andrew niega las acusaciones de abuso sexual a una menor

·2 min de lectura

El príncipe Andrew de Inglaterra, acusado de abuso sexual a una menor por un tribunal de Nueva York, ha negado las acusaciones ante la corte y ha pedido ser juzgado por un jurado. Los supuestos hechos habrían tenido lugar en 2001 y están relacionados con la trama de trata de menores del fallecido magnate Jeffrey Epstein.

El príncipe Andrew de Inglaterra rechazó formalmente este miércoles 26 de enero todas las acusaciones de abuso sexual de las que está acusado en un tribunal de Nueva York. Las acusaciones fueron hechas por la estadounidense-australiana Virginia Giuffre en calidad de víctima por un supuesto abuso cuando ella contaba con tan solo 17 años.

Según Giuffre, los abusos se habrían llevado a cabo tanto en una casa londinense de la exasociada de Epstein, Ghislaine Maxwell, como en dos propiedades del magnate condenado por una red de tráfico de menores. El príncipe Andrew lo niega y este miércoles ha pedido al tribunal que “todas las causas” sean juzgadas por un jurado.

Andrew negó también que Ghislaine Maxwell fuera una amiga cercana. Sin embargo, en el texto presentado por la defensa del príncipe, se reconoce que conoció a Epstein “en o alrededor de 1999”, si bien niega que haya “traficado con niñas hacia él”.

Andrew pide también desestimar el caso

La solución de un jurado sería en cualquier caso secundaria para los abogados del príncipe Andrew. Su primera petición es desestimar el caso porque, alegan, las reclamaciones de abuso estarían prohibidas por "la doctrina del consentimiento”. Alegan también que la denunciante es residente permanente en Australia y está impedida por un acuerdo extrajudicial al que llegó con Epstein.

El juez Lewis Kaplan de Nueva York ya rechazó con anterioridad esta hipótesis, así como un posible defecto de forma en otro intento de la defensa de Andrew para desestimar la demanda.

En respuesta a lo comunicado por la defensa del acusado, el abogado David Boies, que representa a Giuffre, respondió que Andrew “continúa con su enfoque de negar cualquier conocimiento o información sobre los reclamos en su contra, y pretende culpar a la víctima del abuso por haberlo provocado de alguna manera”.

El pasado 13 de enero, la Casa Real británica publicó un comunicado informando que “con la aprobación y el acuerdo de la Reina, las afiliaciones militares y los patrocinios reales del Duque de York han sido devueltos a la Reina”. “El duque de York seguirá sin asumir ninguna función pública y está defendiendo este caso como ciudadano privado”, añadía el texto.

Andrew lleva desde 2019 sin ostentar funciones públicas relativas a la Casa Real británica y ha intentado también llegar a una conciliación con la demandante en la que, según su abogado, Giuffre no está interesada.

Con EFE y AP.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente