PP y Vox dan "normalidad" a su primera disparidad de voto en Castilla y León

·2 min de lectura

Valladolid, 22 jun (EFE).- Los grupos parlamentarios del PP y Vox, que sustentan el Gobierno de coalición de Castilla y León, han restado importancia y han asumido con "normalidad" las primeras disparidades de voto manifestadas este miércoles en el Pleno del Parlamento autonómico, donde han discrepado en materia de Diálogo Social y sobre la vigencia de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

"Normalidad absoluta", han resumido en declaraciones a Efe desde las filas populares al ser consultados por las votaciones de sendas iniciativas debatidas en las Cortes de Castilla y León, mientras que fuentes de Vox han negado que haya alguna "grieta" en la coalición.

En la primera de las iniciativas debatidas, que pedía garantías de apoyo "adecuado y efectivo" al Diálogo social y a las organizaciones sindicales y empresariales que lo integran, para defenderlas de "ataques derivados de posiciones ideológicas extremas", ha sido apoyada por el PP en las Cortes de Castilla y León, donde su portavoz, Raúl de la Hoz, ha pedido distinguir entre el apoyo a esa institución y las subvenciones a sus partícipes -los sindicatos UGT y CCOO y la patronal CEOE-.

Vox ha sido el único grupo en contra de esta iniciativa, lo que ha significado que, por primera vez en la legislatura, los dos socios de Gobierno han votado en sentido opuesto en una cuestión trascendente como este debate, surgido a raíz del anuncio del vicepresidente, Juan García-Gallardo (Vox), sobre la reducción de 20,3 millones -a la mitad- en las transferencias gestionadas por los sindicatos y la patronal.

La discrepancia también ha surgido en la votación de un punto de la moción defendida por el procurador de Cs, Francisco Igea, que ha sido aprobada con los votos favorables de todos los grupo excepto Vox y que pide a la Junta cumplir los ejes alineados con los objetivos de la Agenda 2030.

Durante la presentación de la moción, Igea ha defendido que, en pleno siglo XXI no se puede "vivir en el aislamiento y en la autarquía", ya que "la globalización es inevitable y beneficiosa si se gestiona bien", en contraposición a la Agenda España por la que aboga Vox.

El portavoz de este partido, Carlos Menéndez, ha argumentado que, gracias a esta Agenda 2030, las clases medias se convertirán en las "pagafantas" de Occidente, ya que esta es una agenda "globalista" que perjudica a sectores como el agroalimentario y "carga de impuestos" a los trabajadores.

Por su parte, desde el Grupo Popular, José Luis Sanz ha criticado a Igea por presentar esta iniciativa con el único fin de intentar generar una controversia en el seno de la Junta por las posturas diferentes que defienden en este aspecto el PP y Vox, algo que ha catalogado de "paroxismo político".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente