El PP todavía no sabe qué votar hoy sobre los impuestos a la banca y energéticas

·2 min de lectura
Imagen de archivo de Juan Bravo (Photo: EFE)
Imagen de archivo de Juan Bravo (Photo: EFE)

Imagen de archivo de Juan Bravo (Photo: EFE)

La votación es esta misma tarde pero los diputados del PP todavía no han recibido la indicación sobre el sentido de su voto en la votación -una toma en consideración- que se celebrará esta tarde en el Congreso. Nada más y nada menos que los impuestos a los beneficios extraordinarios a la banca y a las compañías energéticas.

Según ha podido saber El HuffPost, en Génova llevaban días bailando entre la abstención y el ‘no’. Ayer Juan Bravo, vicesecretario general de Economía del PP, fue muy crítico y sentenció que no tiene sentido debatir una medida así cuando en Europa se está negociando “si se van a topar o no las energías inframarginales o el gas a nivel comunitario o si se va a establecer algún tipo de impuesto”. Sin embargo, algunos diputados populares creen que “en la calle la mayoría ve bien poner esos impuestos” y que “hay que cuidarse de que parezca que solo apoyamos a las élites”.

Cabe destacar que será el grupo parlamentario en la Cámara el que anuncie si su posición será en contra o una abstención, según expresaron ayer fuentes del PP a Efe.

En cuanto al impuesto a la banca, el principal partido de la oposición explica que se opone a cualquier tasa que finalmente se acabe repercutiendo en los ciudadanos, y “todo apunta” a que éste sería el caso.

“No podemos estar a favor de un impuesto que grava a los españoles”, han apuntando las citadas fuentes del PP, que hoy ha presentado su “Plan de rescate energético para familias y empresas”, en el que se propone descuentos directos para particulares y pymes que reduzcan su consumo y simplificar la fiscalidad energética.

Los próximos pasos

Con el impuesto a la banca y a las compañías energéticas el que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, puso el broche al anterior curso político y ahora abre el nuevo período ordinario en el Congreso, que este martes votará la toma en consideración de la proposición de ley del PSOE y Unidas Podemos.

Los socios de coalición han optado por esta fórmula, la proposición de ley, para poner en marcha un gravamen del 1,2% a las ventas de las grandes empresas energéticas y de un 4,8% a las comisiones e intereses netos de la banca.

Con estos impuestos de carácter temporal y extraordinario, que afectarán a los resultados de los ejercicios 2022 y 2023, el Estado espera recaudar 7.000 millones de euros.

Esta medida es el principal elemento de debate del pleno que se iniciará el martes en el Congreso y que tiene un marcado carácter económico, pues la inflación, el precio de los alimentos o el incremento de los tipos de interés estarán presentes en la sesión de control.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR