El PP pide que Sánchez suspenda la euroorden y Schengen por el fallo sobre Puigdemont

1 / 2
El diputado del PP Carlos Floriano. EFE/Archivo

Madrid, 12 jul (EFE).- El vicepresidente del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, ha exigido hoy al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que, tras la decisión de la justicia alemana sobre Carles Puigdemont, suspenda en España la aplicación de la euroorden y del Acuerdo de Schengen.

"Exijo al presidente Sánchez que suspenda la aplicación del Acuerdo de Schengen en España como han hecho tantas veces otros países de la UE hasta que se aclare si la euroorden sirve para algo o no sirve para nada", ha asegurado en un comunicado desde Bruselas.

A juicio de González Pons, España debe hacer "aquello que haría Alemania en el caso de que alguien hubiera intentado atentar contra su Constitución, se hubiera refugiado en España, y España no se lo hubiera querido devolver".

"Vale España tanto como Alemania, y por lo tanto nosotros hoy debemos suspender la aplicación del Acuerdo de Schengen y exigir que se aclare si la euroroden sirve para algo o no sirve", ha añadido.

La Justicia alemana resolvió hoy extraditar a España al expresidente catalán Carles Puigdemont por un presunto delito de malversación de fondos, pero no por uno de rebelión.

Puigdemont permanecerá en libertad bajo fianza en Alemania hasta que se ejecute la extradición, para la que no hay fechas ni plazos, que podría quedar paralizada sí, como ha anunciado su defensa, recurre ante el Tribunal Constitucional alemán.

Para González Pons, "hoy es un día muy triste para el proceso de integración de la UE, porque se ha demostrado que la euroorden no funciona, y por tanto en estas condiciones el Acuerdo de Schengen es un riesgo para los países que estamos en la UE".

"Hoy ha quedado claro que, si no confiamos los unos en los otros, no podemos quitar las fronteras. Nosotros levantamos las fronteras convencidos de que los demás confiarán y de que, si algún delincuente se nos escapa, nos lo devolverán", ha manifestado.

En ese sentido, ha hecho hincapié en que la Unión Europea "consiste en que todos confiamos en todos", pero, "si resulta que hay algunos jueces de algún país que tienen un prejuicio" hacia España y no confían en su sistema judicial, España debería "tener suficiente dignidad y suficiente orgullo como para decir a este juego no jugamos".