Las postales ayudan a los alemanes a seguir en contacto durante la pandemia

Femke COLBORNE
·2 min de lectura

Pequeños rectángulos de cartón de colores vivos empapelan casi todas las paredes del apartamento de Gesa Funke en Berlín, y tiene muchos más guardados. Símbolo de vacaciones, las postales se ponen de moda en Alemania ahora que la pandemia reduce las posibilidades de viajar.

La estudiante de 29 años lleva años enviando y coleccionando postales, pero como muchos alemanes ahora escribe con más frecuencia por las restricciones de viaje y de contacto durante la pandemia del coronavirus.

"Se necesita menos esfuerzo que para escribir una carta, y siempre es agradable recibir algo de otra persona, tener un poco de contacto", dice Funke.

Aunque la mayoría de los alemanes prefiere la tecnología digital para mantenerse en contacto con sus seres queridos, otros parecen haber vuelto a descubrir este modo de comunicación tradicional.

En diciembre de 2020, el servicio de correos alemán Deutsche Post afirmó haber distribuido un 11% más de postales que el mismo mes del año anterior, "probablemente debido al coronavirus y a la Navidad".

Sin embargo, el número total de tarjetas postales enviadas durante el año pasado (120 millones) es inferior al de 2019 (147 millones).

Pero cayó menos de lo que estaba previsto habida cuenta de los problemas del transporte internacional de correo, en particular durante la primera ola de la pandemia, y del menor número de turistas por las restricciones de viaje.

- ¿Nueva afición?

Además, cada vez más personas envían postales con motivos ajenos a las vacaciones, según la aplicación alemana "MyPostcard" que permite a los usuarios crear tarjetas personalizadas.

En 2019 las vacaciones fueron el principal motivo para enviar una postal y en 2020, los cumpleaños.

En octubre de 2020, el 66% de las personas encuestadas en un estudio representativo de YouGov para MyPostcard declararon haber enviado postales regularmente, en comparación con el 57% en el mismo sondeo de 2019.

Gesa Funke es miembro de Postcrossing, un proyecto internacional de intercambio de tarjetas postales que cuenta con unos 800.000 miembros en 207 países.

Con más de nueve millones, Alemania ha enviado más postales que cualquier otro país del proyecto desde que se creó hace 15 años.

Quizás con la pandemia, la gente "tiene más tiempo y solo quiere probar un nuevo pasatiempo", sugiere la estudiante.

Según Paulo Magalhaes, creador de Postcrossing, el número de postales enviadas en el mundo disminuyó durante la primera ola del virus por los problemas de transporte, pero a finales de 2020 aumentó.

"Lo vemos tanto en el número de (nuevos) usuarios como en el de tarjetas postales intercambiadas, que se acelera", recalcó.

fec-ilp/erl/mis