Portugal prohíbe libre pernoctación en autocaravanas y vehículos camper

Agencia EFE
·2 min de lectura

Lisboa, 11 ene. (EFE).- Portugal ha prohibido la libre pernoctación de turistas en autocaravanas y vehículos "camperizados" que, desde este mes, solo podrán pasar las noches en espacios debidamente acondicionados para ello.

La medida, aprobada por el Gobierno luso siguiendo una normativa europea, prohíbe dormir dentro de cualquier tipo de vehículo fuera de espacios autorizados entre las 9 de la noche y las 7 de la mañana, con multas de entre 60 y 300 euros para quienes no cumplan, cifra que podría elevarse hasta los 600 euros si la pernoctación se efectúa dentro de un espacio perteneciente a la Red Natura 2000.

Las restricciones, que comenzaron el pasado mayo con la limitación de aforo en las zonas costeras por el coronavirus, afectan a las zonas de aparcamiento cercanas a las costas portuguesas y restringen las pernoctaciones tanto por la pandemia sino también por los problemas derivados por la falta de suministro de agua y limpieza de los espacios públicos.

"Es una pena, injusto para quienes mantenían el orden y los espacios limpios", se lamentó Abenchara Rodríguez, que el año pasado visitó con su furgoneta localizaciones como Sagres, Beliche o la Praia do Canavial y, aunque se puede "disfrutar en los espacios habilitados", "nunca será lo mismo".

"Era una experiencia fantástica, en contacto total con la naturaleza", señaló Rodríguez, propietaria de una furgoneta camperizada, ya que "puedes acampar en una playa preciosa donde ves el atardecer, cenas y disfrutas de las estrellas" experiencia que "no te da un hotel".

"Este tipo de noticias restringen la libertad de circulación de los autocaravanistas", explicó también la Federación Portuguesa de Autocaravanismo (FPA), que denunció en su web que las nuevas medidas "contribuirán al aumento del desempleo en el sector, ocasionando también una pérdida de varios millones de euros en impuestos derivados de los miles de turistas extranjeros que nos visitan".

La Federación subrayó que el autocaravanismo "no es cámping, y confundirlos es el principal impedimento para desarrollar una política adecuada para el sector", cada vez más clave en el turismo de naturaleza.

(c) Agencia EFE