Portugal declara estado de contingencia por incendios y altas temperaturas

·5 min de lectura
© PAULO CUNHA (EFE/EPA)

Con temperaturas que podrían superar los 45 grados durante los próximos días en algunas partes del país, las autoridades decretaron el estado de contingencia, por temor a un aumento de los incendios en el país, que alcanzó a tener más de 100 frentes activos en los últimos días.

Este lunes, Portugal declaró el estado de contingencia hasta el viernes 15 de julio debido a los incendios forestales y rurales que han tenido lugar en todo el país desde hace cuatro días.

“El estado de contingencia podrá prolongarse en caso de ser necesario”, indicó el ministro de Administración Interna (Interior), José Luís Carneiro, quien precisó que otras medidas también podrían tomarse con base en la monitorización de la situación ambiental.

El Instituto Portugués del Mar y de la Atmósfera (IPMA) decretó la alerta naranja en casi la mitad de los distritos del país a causa de las previsiones meteorológicas que advierten temperaturas de hasta más de 45 ºC en algunas zonas, como Alentejo, donde se espera que este miércoles se registre el día más caluroso del año.

"Esta no es una situación muy normal", dijo a SIC TV la meteoróloga del IPMA Patrícia Gomes. "Es grave en todos los aspectos, incluso para nuestra salud... no es habitual ver periodos tan largos con temperaturas tan altas".

Estas temperaturas, acompañadas de fuertes vientos, no dan tregua en la lucha de los bomberos por controlar las llamas y pueden generar nuevos incendios y la reactivación de focos de fuego ya controlados. Por ello las autoridades temen que lo peor esté por llegar.

La declaración del estado de contingencia prohíbe a la población el acceso, circulación y permanencia en espacios forestales. Solo los equipos de socorro podrán acceder a estos espacios.

La medida excepcional también busca reforzar el cuerpo de bomberos que está en el terreno. El Gobierno portugués podría contratar hasta 100 nuevos equipos para este objetivo, de ser necesario. Agentes forestales y cuidadores de la naturaleza también serán movilizados.

35 focos de fuego este lunes, la mayoría de los cuales controlados

Hasta el domingo existían 107 focos de incendio y este lunes, las autoridades estaban combatiendo 35 focos de fuego, de los cuales cinco siguen activos sin representar un peligro grave; otros cinco en proceso de resolución y 25 restantes totalmente controlados, según informa el medio local ‘RTP’.

De acuerdo a la Autoridad Nacional de Emergencia y Protección Civil (ANEPC), hasta el momento, los rescatistas han socorrido a 41 personas que estaban atrapadas en medio de las llamas y hay reporte de 27 heridos leves y uno grave con fractura de la muñeca. Las personas perjudicadas, en su mayoría, no pertenecen a la población civil, sino a la Fuerza Pública y a los bomberos.

Para controlar los focos, las autoridades han realizado más de 1.000 operativos con la ayuda de 459 vehículos terrestres y 62 aviones, dos de ellos enviados por la vecina España gracias al Mecanismo Europeo de Protección Civil que activó el primer ministro portugués António Costa.

En cuanto al balance ambiental, los incendios han consumido más de 6.000 hectáreas en todo el país. El centro y el norte son las regiones más afectadas, especialmente los distritos de Oporto, Lisboa y Braga. En los alrededores de la ciudad de Pombal, 200 hectáreas de bosque de pino quedaron arrasadas y en Ourem, cerca de Lisboa, el fuego devastó 2.084 hectáreas.

Justamente en Ourem se presentó el foco más grave, cuyas llamas fueron provocadas por un hombre de 45 años que ya fue capturado por la Policía. El detenido tenía antecedentes criminales por incendio forestal y había sido condenado en 2013.

“La peor combinación de factores desde Pedrógão Grande”

Así calificó el ministro José Luís Carneiro los acontecimientos que está viviendo el país.

El titular de Interior se refiere a los trágicos incendios de junio de 2017 en la región portuguesa de Pedrógão Grande, que causaron 66 muertos y arrasaron con 24.000 hectáreas. Fueron registrados como los peores incendios que ha vivido el país en su historia reciente.

Aunque las llamas fueron ocasionadas por fallas técnicas de la eléctrica Energías de Portugal (EDP) y no por condiciones climáticas, Pedrógão Grande recuerda a la población y a las autoridades la gravedad de los incendios.

La sombra del cambio climático

Según Jennifer Balch, ecóloga de incendios de la Universidad de Colorado, "el cambio climático no es lo único que influye, pero es una parte grande e importante". La ciencia ha demostrado que la temperatura de la tierra viene aumentando 0,2 ºC cada año desde la década de 1980, lo que genera que los veranos ahora sean más calurosos que antes.

En este verano, incluso días antes de su inicio, Europa ha registrado temperaturas muy altas.

La Península Ibérica es una de las zonas más afectadas por esta ola de calor en el continente; mientras que Portugal combate los incendios, España también está viviendo conflagraciones provocadas por el calor extremo y la Agencia Estatal de Meteorología ha activado la alerta naranja en diez regiones españolas, donde el termómetro podría alcanzar los 42 ºC esta semana.

A su vez, las altas temperaturas podrían afectar los sistemas energéticos y de este modo el costo de la provisión de aire acondicionado en las infraestructuras. Sin embargo, por su parte, la Unión Europea (UE) indica que en lo corrido del año ha llenado rápidamente los depósitos de gas y cuenta con un 52% de reservas, 27% más que a finales de 2021.

Con EFE, Reuters, AFP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente