Portugal | En el archipiélago de las Azores se instalan sismógrafos submarinos por aumento de sismos

·1 min de lectura
Portugal | En el archipiélago de las Azores se instalan sismógrafos submarinos por aumento de sismos

Las autoridades del archipiélago de las Azores en Portugal han instalado nuevos sismógrafos submarinos para analizar la fuerte actividad sísmica de la isla de San Jorge. El registro de más de 27 terremotos al inicio de este año generó una preocupación por un riesgo de erupción volcánica.

Esto recuerda la erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla española de La Palma del año pasado, en el que se detectó un aumento de la actividad sísmica antes de su erupción.

Ricardo Ramalho, geólogo de la universidad de Cardiff, explica la utilidad de las estaciones en el mar:

"En un archipiélago, como el de las Azores, donde las estaciones terrestres están limitadas por la geografía de las islas, poder instalar este tipo de equipos en el fondo del mar permite aumentar la cobertura azimutal de la red, para poder caracterizar las fuentes sísmicas de forma más completa que con la red terrestre".

Nuevos datos en 4 meses

En marzo de este año se generó una alerta en el archipiélago; para aquel momento Rui Marques, presidente del Centro de Información y Vigilancia Sísmica de las Azores, declaró que no se debía tratar como una "crisis puramente tectónica sino como una crisis sísmica que se está produciendo en un sistema volcánico activo".

Ahora, con las nuevas estaciones sismográficas submarinas se espera obtener más información dentro de 4 meses, como lo explica Marques:

"Se trata de seis estaciones sísmicas submarinas; que tendrán un registro local, lo que significa que la estación se queda en el fondo del océano trabajando y registrando datos, y dentro de cuatro meses saldrá a la superficie y se analizarán".

El archipiélago de las Azores está situado en una zona de una intensa actividad sísmica.