La portavoz del Govern se posiciona abiertamente tras la polémica con su escote censurado en TV3

·2 min de lectura
Patrícia Plaja, en la comentada imagen (Photo: TV3)
Patrícia Plaja, en la comentada imagen (Photo: TV3)

Patrícia Plaja, en la comentada imagen (Photo: TV3)

La portavoz del Govern catalán, Patrícia Plaja, se ha pronunciado con claridad un día después de la polémica con su escote en una aparición televisiva en TV3.

El miércoles, la televisión pública catalana protagonizó un momento polémico y muy comentado de inmediato en el programa Els Matins al taparle buena parte del escote que mostraba su camiseta. Según varios testigos, dos trabajadoras de la cadena entraron en directo, sin consultarle y le subieron la camiseta con la ayuda de un par de agujas.

Pasadas 24 horas, Plaja ha escrito una tribuna en La Vanguardia titulada ‘El escote no me incomodaba, esto sí’, en el que reconoce, literalmente, que “la blusa escotada que elegí para ir a una entrevista en televisión no me hacía sentir incómoda. Escribir sobre mis tetas en este artículo, sí. Pero hablemos”.

Así, la portavoz pide abiertamente “que esto sirva para que mañana ninguna mujer tenga que dar explicaciones sobre el tamaño de su escote en particular o sobre su estética, en general”.

La blusa escotada que elegí para ir a una entrevista en televisión no me hacía sentir incómoda. Escribir sobre mis tetas en este artículo, sí

Sorprendida por la escena, confiesa en el texto que quiso saber qué pasaba: ”¿Se me ha visto un pecho?‘, pregunté mientras profesionales de vestuario me recolocaban la blusa. Nadie me contestó. ‘¿Se me han visto las tetas?’, volví a repetir. Pero estábamos en directo y no había tiempo de explicaciones que vinieron después y que ya son públicas”.

“Alguien pensó, erróneamente, que no estaba cómoda y con la mejor de las intenciones intentaron arreglarlo. Y yo me lo creo. Pero la decisión no fue acertada y de eso ya no hay duda porque sino no estaríamos hablando”, sentencia la voz del Ejecutivo catalán.

Que esto sirva para que mañana ninguna mujer tenga que dar explicaciones sobre el tamaño de su escote en particular o sobre su estética, en general

Plaja, asume que “de cada crisis no sale una oportunidad”, pero exige que “de esa polémica aprendamos que no podemos normalizar la presión estética que sufrimos todavía hoy las mujeres”.

Su carta abierta acaba con una peculiar comparativa: “En 2008, Angela Merkel llenó muchos más titulares que yo para llevar lo que algunos consideraron un escote inapropiado y provocativo en la inauguración de la nueva ópera de Oslo. Ninguna similitud entre ella y yo, demasiado entre donde estábamos hace 14 años y donde estamos todavía hoy cuando algunos ven un escote”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente