Porsche cerró 2018 con récords en beneficio operativo, ingresos y entregas

El presidente del fabricante alemán de deportivos Porsche, Oliver Blume (izq), y su director financiero Lutz Meschke (dcha), posan para los fotógrafos antes de la presentación de los resultados anuales de la compañía este viernes en Stuttgart (Alemania). El fabricante alemán de deportivos cerró 2018 con récords en beneficio operativo, ingresos por ventas, entregas a los clientes y empleados. EFE

Madrid, 15 mar (EFE).- El fabricante alemán de deportivos cerró 2018 con récords en beneficio operativo, ingresos por ventas, entregas a los clientes y empleados.

Según ha destacado en una nota, el beneficio operativo de la compañía creció alrededor de un 4% en comparación con el año anterior y alcanzó los 4.300 millones de euros.

Los ingresos de Porsche por ventas en 2018 aumentaron el 10%, hasta los 25.800 millones de euros; y el margen sobre ventas fue del 16,6%.

La marca alemana, propiedad del Grupo Volkswagen, entregó 256.255 vehículos a clientes en 2018, lo que representó un 4% más sobre el ejercicio previo.

Otro dato que ha facilitado es que la plantilla creció alrededor de un 9%, hasta los 32.325 empleados.

Por lo que respecta a 2019, la previsión de Porsche es crecer en entregas, a pesar del reto que supone el cambio al nuevo ciclo de pruebas WLTP y los filtros de partículas de gasolina, y la desaparición de las versiones diésel en la gama.

Porsche también prevé un ligero incremento en los ingresos por ventas en 2019 gracias a que la nueva generación del 911 estará implantada en todos los mercados mundiales, a que habrá más versiones de los 718 y Cayenne y se lanzará el Taycan eléctrico.

A pesar de las "altas" inversiones en electrificación, en transformación digital y en la expansión y renovación de algunas plantas, la compañía ha asegurado que quiere garantizar su "ambicioso" objetivo de alcanzar un margen operativo sobre las ventas del 15%.