Poroshenko promete elecciones libres y democráticas pese a la "agresión" rusa

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, aplauda tras una votación del parlamento un Kiev. EFE/Archivo

Kiev, 14 sep (EFE).- El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, prometió hoy que las elecciones presidenciales y parlamentarias que el país celebrará el próximo año serán libres y democráticas, pese a la "agresión" armada de Rusia.

"Como presidente, garantizo que las elecciones serán limpias, libres y democráticas (...). Defenderemos la voluntad de los ciudadanos", dijo el jefe del Estado al intervenir en la 15ª edición del foro Iniciativa Europea de Yalta, que se celebra en Kiev.

Destacó que pese a la "agresión" armada a la que está sometido el país, las autoridades ucranianas renunciaron a implantar el estado de guerra y no impusieron ninguna restricción a las libertades y derechos de los ciudadanos.

"Pero la guerra ciertamente dejará también su impronta en el carácter de la campaña", advirtió Poroshenko, quien destacó que en los cuatro años de "agresión" rusa -por su apoyo a los separatistas prorrusos del este del país- Ucrania han conseguido no solo reconstruir su ejército, sino también sus servicios de espionaje.

En este sentido, el presidente ucraniano subrayó que Kiev conoce perfectamente los planes del Kremlin.

"Sabemos a quiénes quieren ver (en Moscú) en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales y, gracias a Dios, no figuro entre ellos", dijo Poroshenko.

Según el mandatario, Rusia quiere utilizar su "quinta columna" para conformar un grupo opositor prorruso en el Parlamento ucraniano y, "si hay suerte, convertirlo en un actor con derecho a veto a la integración europea y eurotlántica" de Ucrania.

Las elecciones a la Rada Suprema, el Parlamento de Ucrania, se celebrarán el 27 de octubre de 2019.

Poroshenko dijo que anunciará si aspirará o no la reelección en los comicios presidenciales del 31 de marzo del próximo año una vez que comience la campaña electoral.

También se refirió a las elecciones convocadas para el 11 de noviembre próximo por las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, en el este del país, y recalcó que el Gobierno de Kiev está dispuesto a celebrar elecciones locales allí "cuando se cumplan todas las condiciones de seguridad".

"Hace cuatro años esperamos que Rusia dé al menos un pequeño paso. Pero en lugar de ello oímos historias sobre unas elecciones ilegales y fraudulentas en unos territorios ocupados", dijo.

Ucrania acusa a Rusia de apoyar con efectivos militares, armamento y financiación a los separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk.

El conflicto armado en el este de Ucrania estalló en abril de 2014 y, según datos de la ONU, ha causado unos 10.000 muertos, entre combatientes y civiles. En 2015, las partes firmaron unos acuerdos de paz.