Rocky, la fórmula que ha causado furor a lo largo de casi 50 años y este es su secreto

·3 min de lectura
Pelea final de Rocky IV (Fotografía: Getty)
Pelea final de Rocky IV (Fotografía: Getty)

Por Luis Moreno

(Este texto no contiene spoilers)

Este viernes Netflix colgó en su catálogo todas las películas de la saga de Rocky y de inmediato las redes sociales lo celebraron. El patrimonio que esta serie de cintas ha legado a la cultura pop es innegable, pero ¿cómo es que a 44 años del estreno de su primera entrega (1976) levanta tanto revuelo? La respuesta parece estar en una fórmula que apuesta por la reivindicación del ser.

Las ocho películas de Rocky tienen los mismos elementos, sin importar que Rocky Balboa sea o no quien los vive, pero interpretados de diferentes formas dependiendo de los tiempos que corrían al momento de la grabación de la película, por ejemplo en Rocky IV de 1985, el antagonista es un boxeador soviético, en una clara referencia a la Guerra Fría.

No obstante, ese es solo un elemento ornamental cuando hablamos de por qué Rocky ha cautivado a millones de personas en todas las épocas, los tres rasgos verdaderamente importantes son los siguientes:

Actors Mr. T and  Sylvester Stallone on set of the MGM/United Artist movie "Rocky III" in 1982.  (Photo by Michael Ochs Archives/Getty Images)
Rocky III, 1982. (Foto: Michael Ochs Archives/Getty Images)

En primer lugar, los conflictos personales y emocionales del protagonista (que no es siempre Rocky) que pueden ser económicos, familiares o amorosos, como le ocurren a cualquier ser humano.

El segundo es el reto: en cada entrega de estas películas siempre aparece un oponente, aparentemente más fuerte que el héroe, el cual trata de minimizarlo, una situación que aunque es boxística se puede trasladar a cualquier tipo de desafío: el trabajo, la paternidad, concluir los estudios, etcétera.

Sylvester Stallone junto a la estatua de Rocky en Philadelphia (Fotografía: Bastiaan Slabbers/NurPhoto via Getty Images)
Sylvester Stallone junto a la estatua de Rocky en Philadelphia (Fotografía: Bastiaan Slabbers/NurPhoto via Getty Images)

El enorme Scott Fitzgerald alguna vez dijo que no existe segundo acto en las vidas americanas. La frase puede interpretarse de muchas formas, pero si tratamos de entenderla como que no hay segundas oportunidades, Fitzgerald se equivocó, pues la cultura estadounidense es la cultura del comeback, en donde más importante que ganar es caer para volver más fuerte con las posibilidades en contra. Ese es Rocky: la sublimación del espíritu humano.

Curiosamente, la épica del derrotado que regresa al triunfo encuentra su punto no en ver la victoria del protagonista sino en las escenas de entrenamiento, presentes en cada cinta, las cuáles ponen la piel de gallina sin importar cuántas veces se hayan visto.

Si bien hay mejores y peores películas de Rocky, en todas se nota que hay amor al personaje, esto proviene de que Sylvester Stallone, quien interpreta a Rocky, ha escrito o dirigido la mayoría de ellas. De hecho la leyenda cuenta que Stallone escribió el guión para la primera cinta en una noche luego de que le rechazaron varios textos porque la productora buscaba uno relacionado con deportes y él dijo que tenía uno sobre boxeo. En este momento, Sylvester no tenía casa y vivía en su automóvil. Al siguiente año fue nominado al Oscar por ese guión (la cinta se llevó tres, incluyendo Mejor Película). Un paralelismo con lo desafortunado que es Rocky al comienzo y los alcances que toca.

American actors Sylvester Stallone and Talia Shire embrace in a headshot still from the film, 'Rocky,' directed by John G. Avildsen, 1976. Stallone's face is bruised. (Photo by United Artists/Authenticated News/Courtesy of Getty Images)
Sylvester Stallone y Talia Shire (Foto: United Artists/Authenticated News/Courtesy of Getty Images)

A las últimas películas de la saga, en las que el hijo de Adonis Creed, hijo de Apollo Creed, ha tomado el papel central, hay que sumarles un nuevo aliciente: la nostalgia. Con siete episodios antecediendo, Creed II llega con decenas de easter eggs y guiños a la franquicia en los que los seguidores pueden traer de regreso momentos concretos de su pasado.

Sin importar que uno sea seguidor o no del boxeo, o si ya has visto antes todo lo referente al personaje, siempre es un buen momento para adentrarse en Rocky, pues la mezcla de acción y drama nunca decepciona.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

¿Cuáles son las películas mejor valoradas de Sylvester Stallone?

Sylvester Stallone se quedó las dos tortugas que Rocky le compraba a Adrian

Gobernador de Yucatán presume entrega de viviendas, es decir, de un solo cuarto. Y así le fue

Denuncian a H&M de Veracruz porque exempleado compartió fotos de mujeres en los probadores

'Canelo' Álvarez, el excéntrico millonario abrió la cartera y ahora es el héroe de los niños con cáncer

EN VIDEO | El impresionante traslado de un edificio histórico de 7.600 toneladas en China