¿Por qué ficha Iberdrola a un político del montón como Carmona?

·3 min de lectura
Antonio Miguel Carmona se posicionó abiertamente a favor de Susana Díaz, y en contra de Pedro Sánchez, en las primarias del PSOE de 2017. (Photo by Paolo Blocco/Getty Images)
Antonio Miguel Carmona se posicionó abiertamente a favor de Susana Díaz, y en contra de Pedro Sánchez, en las primarias del PSOE de 2017. (Photo by Paolo Blocco/Getty Images)

Antonio Miguel Carmona es, sin duda, uno de los nombres de la semana. Su reciente fichaje por Iberdrola demuestra lo bien engrasadas que siguen estando las puertas giratorias a pesar del profundo malestar que causan entre la ciudadanía. Atendiendo a la información adelantada por Ok Diario, el exconcejal socialista del Ayuntamiento de Madrid se convertirá en vicepresidente de la compañía eléctrica y compatibilizará sus nuevas labores con las tareas de profesor de Economía en la Universidad San Pablo CEU. Un pico extra que engrosará sus cuentas bancarias y, sin duda, le garantizará no pasar frío en este invierno en el que encender la calefacción va a ser un lujo para millones de españoles.

Menos clara puede parecer la contrapartida que sacará Iberdrola a cambio del generoso sueldo que abonará mensualmente al madrileño. Porque Carmona no es un político con influencia en los despachos -en su carrera no destaca ningún puesto más allá de concejal del Ayuntamiento de Madrid y diputado regional de la Asamblea regional-. Y tampoco cuenta con autoridad alguna dentro del PSOE después de quedar sin cargos orgánicos y ser poco más que militante de base dentro de la purga realizada por Pedro Sánchez -contra los que previamente le purgaron a él- tras vencer en las primarias de 2017.

¿Entonces por qué ficha Iberdrola a un político mediocre y del montón como Carmona? Por dos motivos. Porque puede, y por la cuota de pantalla del madrileño.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

En lo referente a la primera parte, Iberdrola hace con este movimiento una exhibición de poder. Aunque los postulados de Carmona le importan muy poco a la eléctrica, su fichaje demuestra que tienen musculatura y dinero suficiente para patrocinar a cualquiera que esté dispuesto a plantarle cara a Pedro Sánchez. Viene a ser un disparo de advertencia para dejar claro que pueden invertir mucho dinero para torpedear al Gobierno si sigue inmiscuyéndose en su negociado.

En cuanto al segundo motivo, no hay más que tirar del currículum de Carmona para observar que la lista de programas televisivos en los que ha participado es más larga que la de cargos públicos ostentados. Ha encadenado tertulias mañana, tarde y noche siendo un rostro fácilmente reconocible para millones de españoles.

Y eso, hoy en día, es muy valioso. Por muchos mítines o convenciones que pueda organizar un partido, la forma más fácil de dar a conocer un discurso es a través de la tele. De hecho, es facilísimo encontrar intervenciones públicas de Carmona cargando contra el negocio de las eléctricas y las puertas giratorias. Justamente eso ha comprado Iberdrola. Redirigir las intervenciones de su nuevo empleado hacia postulados más favorables para sus intereses. Y reducir las críticas que Carmona pudiera verter en plena crisis energética. Otro debate es lo que Carmona ha vendido a cambio de su sustancial cheque. Pero, en cualquier caso Iberdrola ha conseguido un golpe mediático que, a la vista de lo que ha escocido en el partido de Ferraz, demuestra que ha sido un éxito.

En vídeo | La electricidad eleva la inflación al 4%, su máximo desde 2008

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente