Por qué deberías hacer fotos de tu casa antes de irte de vacaciones

¿Quién no se ha ido de vacaciones agobiado pensando en las cosas que se ha olvidado en casa? Documentos, dinero, prendas, medicinas, las gafas… la lista de agobios es interminable. Y hay agobios peores: ¿he cerrado los grifos? ¿He dejado las puertas bien cerradas? ¿Y el gas? ¿Habré apagado el horno o la vitrocerámica? ¿El aire acondicionado se ha quedado encendido?

Estas últimas cuestiones son las típicas que hacen que nos demos la vuelta a mitad de camino y volvamos a nuestro hogar para comprobar que todo está en orden. Pero no hace falta hacer un giro de 180 grados en nuestro trayecto. Hay un truco mucho más sencillo que nos permitirá viajar a la playa o la montaña mucho más tranquilos.

Simplemente, hay que ir fotografiando todo lo que nos dé angustia o nos preocupe de nuestro hogar. Por ejemplo, la llave del gas. O la del agua. O los mandos del horno.

Regulador termostático (Getty RF)

De esta forma, iremos realizando de manera sistemática todas las tareas que asegurarán la integridad de la casa. Y gracias a los teléfonos móviles, cada vez que nos angustiemos podremos recuperar las fotos y comprobar que lo hicimos todo bien.

Esta genial idea es obra de Nicole Dieker, de la web Lifehacker, que explica que “Antes de salir de casa, haz una foto del horno y de sus mandos. O del termostato, la plancha o lo que sea que te preocupe dejar encendido accidentalmente. Si tu cerebro empieza a jugar al ‘Oye, ¿apagué/cerré/quité tal cosa?’, con solo mirar esa foto te sentirás más tranquilo“.

La lista de objetos que debes fotografiar debe ser igual al número de cosas que te agobien: las puertas, las ventanas, el gas, el agua, la alarma, las plantas, los enchufes, el router, el horno, las cerraduras, la vitrocerámica, los radiadores, el aire acondicionado, la caja de fusibles…

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines