Por primera vez un cohete construido por estudiantes alcanza el espacio

Un grupo de universitarios desarrolla un cohete que alcanza el espacio | imagen USC

La célebre Línea de Kármán, situada a cien kilómetros por encima del nivel del mar, representa el límite invisible y arbitrario que la Federación Aeronáutica Internacional considera el inicio del espacio. Eso es todo, cien kilómetros, esa es la altitud que debes alcanzar para convertirte en astronauta y, aunque parece fácil, la gravedad de nuestro planeta es un duro y exigente adversario. Tan duro que, hasta ahora, solamente instituciones públicas y agencias espaciales habían conseguido rebasarlo.

Hace unas semanas, un equipo de estudiantes de la Universidad del Sur de California ha conseguido rebasar ese imaginario límite que separa la Tierra y el espacio, gracias a un cohete desarrollado en su centro de estudios.

Tanto el lanzamiento como la recuperación del cohete fue grabada en video y el resultado se ha publicado recientemente. La emoción y alegría de los estudiantes en el momento de conseguirlo seguro que vale todo el esfuerzo y el trabajo realizado durante el desarrollo del cohete:

El cohete utilizó combustible sólido (el conocido propergol sólido que los primitivos lanzadores han utilizado desde los inicios de la carrera espacial) y se diseñó con una sola etapa. A pesar de su sencillo desarrollo el cohete de la USC superó la velocidad de Mach 5 y consiguió regresar a la Tierra en muy buen estado gracias a un par de paracaídas.

En los últimos años, docenas de Universidades y centros educativos han estado luchando por ser los primeros en llegar al espacio. La propia Universidad del Sur de California, que ahora se ha alzado con este honor, mantiene desde 2005 un Laboratorio de Propulsión de Cohetes donde los estudiantes y profesores trabajan en desarrollos, modificaciones y mejoras de sus prototipos.

Tras la alegría del reto conseguido, los estudiantes han manifestado que no se pararán aquí. Para el próximo lanzamiento, el equipo ya está considerando los diseños de cohetes de combustible líquido para una mayor carga útil y más potencia… el espacio se abre, no solo a Agencias espaciales y empresas privadas, quién sabe si en un futuro no muy lejano, las Universidades más destacadas también consigan sus propio grupo de astronautas…

Referencias y más información:

Victor Tangermann “For the first time, a student-built rocket just reached space” Futurism

Daniel Oberhaus “A rocket built by students reached space for the first time” Wired