Pongamos que las probabilidades están a favor de Pablo Casado.

·2 min de lectura

Pongamos que las probabilidades están a favor de Pablo Casado. Venga. Vamos a darle un voto de confianza. 

Pongamos que las probabilidades están a favor de Pablo Casado igual que lo estuvieron a favor de Carlos Fabra, al que le salían Gordos de Navidad, cupones premiados de la ONCE y boletines de cualquier rifa como a nosotros los mocos en invierno. 

Pongamos que -no vamos a dudarlo- una combinación extremadamente precisa de sucesos temporales y decisiones personales sin intención han llevado a Casado, sin pretenderlo, a caer justo en una misa para rogar por el alma de Francisco Franco en el 46 aniversario de su muerte. 

Puede ser. Claro que puede ser. 22.993 parroquias tiene España -según la Conferencia Episcopal-. De esas, sólo 11 han celebrado misa por Franco esta semana. De esas 11, sólo 6 lo han hecho el sábado. Y de esas 6, sólo 1 justo a la hora que le venía bien a Casado ir a misa, las 19.00 de la tarde

Un asistente a la misa de homenaje a Franco se fotografió con Pablo Casado al salir de la celebración. Después borró la fotografía.
Un asistente a la misa de homenaje a Franco se fotografió con Pablo Casado al salir de la celebración. Después borró la fotografía.

Y vaya casualidad que Pablo Casado estaba justo allí, en el momento y lugar oportunos, en el único punto de España -la capilla del Sagrario de la Catedral de Granada- donde a esa hora se rezaba por el dictador y se consagraba la eucaristía a su nombre. 

Es casi más fácil hacerse un Fabra, la verdad.

Pero si a pesar de todo eso, como indica el comunicado del PP, todo fue una casualidad, -destapada por un joven asistente a la celebración, que colgó una foto con el líder pero se apresuró a borrar enseguida, vista la que se había liado- y a Pablo Casado no se le hubiera ocurrido nunca rendir homenaje a Franco -imaginad a Merkel en una misa por el alma de Hitler-, ¿por qué no abandonó la eucaristía en cuanto el sacerdote anunció el difunto por el que se oficiaba la misa? "Señor, ofrecemos esta misa por el alma de nuestro querido hermano Francisco Franco..." . Hubiera sido tan fácil como salir de allí, con todo el respeto posible hacia la eucaristía.

¿Por qué no lo hizo?

 Ahí ya no funcionan las probabilidades ni los azares de la vida, sólo la cabeza de Casado. Y dentro de ella no sabemos lo que hay.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente