Pompeo rechaza la idea de crisis de Occidente y las críticas a EEUU

Múnich (Alemania), 15 feb (EFE).- El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, rechazó hoy, durante la Conferencia de Seguridad de Múnich, la idea de una "crisis de Occidente" y las críticas a su país, en especial la de que la administración actual pone en cuestión la idea de una comunidad internacional.

Pompeo dijo que en los últimos años se ha encontrado con declaraciones de líderes de países democráticos que dudan del compromiso de EEUU con el multilateralismo y con la OTAN e incluso con la idea misma de una comunidad internacional.

"La última declaración la oí en esta conferencia y sostenía que EEUU no cree en la comunidad internacional", dijo Pompeo, aludiendo al discurso inaugural del presidente alemán, Frank Walter Steinmeier, a quien sin embargo no mencionó.

"Todas esas declaraciones no son un reflejo de la realidad. Hablar de la muerte de la alianza transatlántica es una exageración", dijo Pompeo.

Pompeo también negó que se pueda hablar de una crisis de Occidente y dijo que mientras hay gente que arriesga su vida para llegar a Europa nadie hace lo mismo para llegar a Cuba o a Irán y que la gente sueña "con estudiar en Cambridge y no en Caracas".

El político estadounidense enumeró también una serie de éxitos de EEUU en la lucha contra el terrorismo internacional y en la defensa de la soberanía de otros países, como Ucrania, y dijo que eso era una muestra de su compromiso con la comunidad internacional.

Con respecto a las diferencias actuales que existen entre EEUU y los aliados europeos, Pompeo señaló que hacía poco había hablado con su antecesor James Baker, quien le dijo que las cosas siempre habían sido iguales y que, pese a discrepancias, siempre hay consenso en lo fundamental.

"Cuando hablo de Irán con mis colegas europeos es claro que sabemos de lo que estamos hablando, que tenemos que evitar que ese país tenga armas atómicas. Sin embargo, puede haber diferencias en cuanto a la táctica que debemos usar para hacer frente al problema", dijo.

Antes de Pompeo intervino el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que subrayó la necesidad de mantener la alianza transatlántica.

"Algunos dicen, necesitamos más Europa. Estoy de acuerdo pero eso es sólo parte de la solución pues no puede significar sólo Europa. Todo intento por separar Europa de EEUU no sólo implica reducir nuestra capacidad de defensa sino también el riesgo de una división de Europa", dijo.

Tanto Pompeo como el secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper, que habló después de él, insistieron en el problema de Huawei, consorcio al que acusan de ser una herramienta de los servicios secretos chinos para introducir troyanos a Europa.

Los tres hablaron también de retos actuales como la búsqueda de un proceso de paz en Afganistán, la lucha contra el Estado Islámico o la situación en Ucrania.

(c) Agencia EFE