Visita histórica de Pompeo a una colonia israelí de Cisjordania y a los Altos del Golán

Guillaume LAVALLÉE, Francesco FONTEMAGGI
·4 min de lectura

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, efectuó este jueves una visita sin precedentes a una colonia israelí de Cisjordania y al Golán ocupado, un testimonio del apoyo que el gobierno de Donald Trump ha dado a Israel durante cuatro años.

Por primera vez un secretario de Estado visitó un asentamiento israelí en Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967.

Pompeo visitó un viñedo en Psagot, entre Jerusalén y la ciudad palestina de Ramala, escoltado por un importante dispositivo militar.

La bodega vende la mayoría de su producción en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos y Europa y tiene un vino al que dio el nombre de Pompeo, para agradecer al responsable estadounidense su apoyo a los asentamientos israelíes.

"Las viñas de los viñedos israelíes en este lugar cuentan una historia de 2.000 años, la de la relación de un pueblo y su tierra", indicó el equipo de Pompeo, tras esta visita, que fue condenada por el gobierno palestino por "ignorar del manera flagrante el derecho internacional".

Desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca, Estados Unidos ha mostrado un apoyo sin fisuras a Israel: ha reconocido Jerusalén como capital y también la soberanía israelí en el Golán, arrebatado a Siria en la guerra de 1967 y anexado en 1981.

A bordo de un helicóptero Blackhawk, y acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores israelí, Gabi Ashkenazi, Pompeo se dirigió a la meseta.

"No puedes llegar aquí, contemplar lo que hay del otro lado de la frontera y negar la parte esencial de lo que el presidente Trump reconoció: esto es parte de Israel", dijo Pompeo.

"Imaginen el riesgo que representaría para Occidente e Israel si este territorio estuviera bajo control de (el presidente sirio Bashar al) Asad", añadió durante su histórica visita.

"La visita de Pompeo es un medida provocadora antes del fin de la presidencia de Trump, y una violación flagrante de la soberanía de la República Árabe Siria", reaccionó el gobierno de Asad.

- "Made in Israel" -

En marzo de 2019, Estados Unidos se convirtió en el primer país del mundo en reconocer la soberanía israelí sobre este territorio estratégico, situado en la frontera con Líbano y Siria. La decisión mereció las críticas de varios países y la ONU aseguró que el estatus del Golán, como zona ocupada, seguiría siendo el mismo.

Durante el gobierno de Netanyahu y el mandato de Trump, la colonización de Cisjordania y Jerusalén-Este, parte palestina de la ciudad ocupada y anexada por Israel, han registrado enormes avances.

En este momento, más de 450.000 israelíes residen en estos asentamientos de Cisjordania, territorio en el que viven 2,8 millones de palestinos. A ellos se suman unos 200.000 israelíes de asentamientos en la parte oriental de Jerusalén.

En noviembre de 2019, Pompeo ya había afirmado que estos asentamientos no eran ilegales, pese a que el derecho internacional no los reconoce. Aquel día en Psagot se descorcharon botellas en honor al jefe de la diplomacia estadounidense.

Este jueves, tras visitar la bodega, Pompeo dio un paso adelante y anunció que Estados Unidos etiquetará las exportaciones de las colonias de Cisjordania con la mención "Made in Israel", fabricado en Israel.

Estas decisiones "no legitimarán las colonias israelíes, que desaparecerán tarde o temprano", afirmó el portavoz del presidente palestino Mahmud Abas, Nabil Abu Rudeina.

En 2019, la justicia europea declaró que los productos, sobre todo alimentos, procedentes de los territorios ocupados por Israel que entren en la Unión Europea (UE) no pueden llevar una etiqueta que diga "Hecho en Israel" y debían explicar que procedían de una colonia.

- BDS "antisemita" -

Pompeo no se reunió con ningún dirigente palestino durante este viaje.

El gobierno del presidente Mahmud Abas ha reducido al mínimo los contactos con el gobierno estadounidense tras sus decisiones de los últimos años, consideradas únicamente favorables a Israel.

Sin embargo, este mismo jueves altos responsables israelíes y palestinos se reunieron para abordar la coordinación imprescindible en temas financieros, sanitarios y políticos, tras seis meses de interrupción.

Durante su visita a Israel, Pompeo también anunció que Estados Unidos considerará "antisemita" al movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones).

BDS es una campaña internacional de boicot económico, cultural o científico contra Israel que desea forzar el fin de la ocupación y de la colonización de los territorios palestinos.

gl-ffm/tp/bl/jz/mb