Pompeo confía en que gran parte del desarme de Corea del Norte se complete en el mandato de Trump

Redacción El HuffPost / Agencias
El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, durante una rueda de prensa este jueves en Seúl.

El dirigente norcoreano Kim Jong-Un "entiende" que el proceso de desnuclearización debe ser "rápido", ha declarado este jueves en Seúl el secretario de Estado estadounidense advirtiendo que las sanciones contra Pyongyang sólo serán levantadas cuando este proceso sea concluido.

"Pensamos que Kim Jong-Un entiende la urgencia de la situación y que debemos hacerlo rápidamente", ha dicho Mike Pompeo, tras la histórica cumbre de esta semana en Singapur entre el presidente estadounidense Donald Trump y el líder norcoreano.

"Estados Unidos sigue comprometido en lograr una desnuclearización completa, verificable e irreversible de Corea del Norte", ha dicho Pompeo en una rueda de prensa en Seúl con la ministra de Relaciones Exteriores surcoreana, Kang Kyung-wha y con el jefe de la diplomacia de Japón, Taro Kono.

El encuentro del martes, el primero entre un dirigente norcoreano y un presidente estadounidense en ejercicio, ha tenido un gran impacto mediático, pero sus resultados tangibles, en particular sobre la desnuclearización de Corea del Norte, aún generan interrogantes.

En la declaración firmada por Kim y Trump, Pyongyang se compromete con una "desnuclearización completa de la península coreana", aunque esta fórmula está lejos de las exigencias de Estados Unidos, que lleva tiempo reclamando que Corea del Norte abandone su arsenal atómico no sólo de forma completa, sino también de modo "verificable" e "irreversible".

Tras el encuentro, Trump dijo el miércoles que su "acuerdo" con Kim evitó una "una catástrofe nuclear" y que ya no existe más esta amenaza desde Corea del Norte. "No más lanzamientos de cohetes, ensayos o investigaciones nucleares", ha escrito en Twitter desde Washington Trump.

Sigue leyendo en El HuffPost