Polonia rechaza la denuncia de la CE: "no tiene justificación jurídica"

Agencia EFE
·2 min de lectura

Cracovia (Polonia), 31 mar (EFE).- El Gobierno polaco rechazó este miércoles la denuncia de la Comisión Europea (CE) ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por la falta de independencia jurídica y de injerencia en las funciones de los jueces y alega que "las regulaciones polacas no se desvían de los estándares de la UE".

En un mensaje publicado hoy en las redes sociales, el portavoz del Gobierno, Piotr Müller, ha escrito que "la solicitud de la CE al TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea) no tiene justificación legal y fáctica. La regulación del área relacionada con la administración de justicia pertenece al dominio nacional exclusivo, que emana directamente de la Constitución de la República de Polonia y los tratados de la UE".

Estas declaraciones se producen tras la decisión de la Comisión Europea de hoy de iniciar un proceso contra Polonia "para proteger la independencia de los jueces polacos" y de pedir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que aplique medidas cautelares contra Varsovia en relación a este caso.

La CE acusa al Gobierno polaco de "estar violando la ley de la UE al permitir que la Sala de Disciplina del Tribunal Supremo (TS), cuya independencia no está garantizada, tome decisiones que afectan directamente a los jueces y la forma en que desempeñan sus funciones".

Entre las medidas cautelares que la CE ha pedido al TJUE están la suspensión de las disposiciones que autorizan a la Sala Disciplinaria del Tribunal Supremo polaco a dirimir cuestiones de inmunidad de los jueces y otras competencias relativas a las condiciones laborales y jubilación de los mismos del TS.

La CE también solicita al TJUE que invalide todas las decisiones adoptadas hasta ahora por la Sala Disciplinaria del TS polaco que se refieran a la inmunidad de los jueces.

En Polonia, más de 40 jueces han sido sancionados o suspendidos por ejecutar sentencias del TJUE o criticar la reforma judicial del Gobierno.

Desde que, en 2018, el ministro de Justicia, Zbigniew Ziobro, que también ejerce de Fiscal General del Estado, designara a Piotr Schab como presidente de la Sala Disciplinaria del TS, se han acumulado los procesos disciplinarios contra jueces polacos, lo que ha provocado acusaciones contra el Ejecutivo polaco de intentar controlar el Poder Judicial.

Una sentencia del TJUE de noviembre de 2019 cuestionó la legalidad de la Sala Disciplinaria del TS del Consejo Nacional de la Judicatura polaco (CNJ), organismos ambos creados por el Gobierno polaco.

Hace dos días, el primer ministro, Mateusz Morawiecki, solicitó al Tribunal Constitucional de Polonia que confirmase la preeminencia de la Constitución polaca sobre las leyes de la UE.

(c) Agencia EFE