Polonia descarta un ataque ruso sobre su territorio

Dolor por las muertes y alivio por la responsabilidad en la localidad de Przewodów. Según el Gobierno polaco, el misil que acabó con la vida de dos personas sería un proyectil antiaéreo ucraniano que se desvió de su corso o interceptó parcialmente con su objetivo. Durante horas de extrema tensión se había especulado con que fuera un ataque ruso, como había indicado Kiev, lo que hubiera elevado los riesgos ya que se trata de un país de la OTAN.

"No hay absolutamente ningún indicio de que haya sido un ataque directo contra Polonia. Por lo tanto, el hecho de que el territorio polaco fuera alcanzado por un misil no fue el resultado de la actividad intencionada de alguien. Polonia no era el objetivo del misil. Así que, de hecho, Polonia no fue atacada", ha asegurado el presidente polaco Andrezj Duda.

En una inusual declaración, Moscú, que siempre negó tener nada que ver con el suceso , alabó la prudencia mostrada por Washington desde el principio mediante el portavoz presidencial Dmitri Peskov: "Me gustaría invitarles una vez más a prestar atención a la reacción contenida de Estados Unidos, que contrasta con la reacción absolutamente histérica de la parte polaca y de una serie de otros países. ¿Por qué ocurrió esto? Debería dirigir esta pregunta a Varsovia".

Muchos vecinos de Przewodów han permanecido despiertos toda la noche, siguiendo las noticias en la televisión y especulando sobre si Polonia recurriría o no a sus socios de la OTAN.. Una posibilidad que se aleja, de momento, aunque la guerra sigue a pocos kilómetros.