Polonia derriba monumentos históricos en memoria a los soldados del Ejército soviético

Polonia desmantela cuatro monumentos de la época comunista a los soldados del Ejército Rojo soviético.

Este acto forma parte de una campaña para eliminar los símbolos de la dominación rusa tras la Segunda Guerra Mundial para mostrar que Polonia condena la actual guerra del Kremlin contra Ucrania.

Para Karol Nawrocki, presidente del Instituto del Recuerdo Nacional, estos monumentos representan un sistema capaz de esclavizar a otras naciones.

Es el símbolo de un sistema que, después de 1945, convirtió en sus vasallos y colonizó media Europa, incluido nuestro país, Polonia; (un sistema) que siguió asesinando a los héroes polacos en sus cámaras de tortura secretas de seguridad, en los bosques, en las calles.

El presidente añadió que este sistema sigue presente en la Federación Rusa, pues es el que utiliza en Ucrania.

Los monumentos se encontraban en el sur, suroeste y noroeste de Polonia. La mayoría de los monumentos derribados estaban dedicados a los soldados soviéticoscaídos mientras luchaban contra las tropas alemanas nazis.

La legislación rusa prevé hasta tres años de cárcel para quien retire monumentos históricos, incluso en países extranjeros.