Polonia | Un crudo invierno sin suficiente carbón

·4 min de lectura

En Polonia, la ciudad de Wałbrzych, en la región de Silesia, siempre estuvo marcada por el carbón. La minería, el cierre de las minas, el desempleo, e incluso la minería ilegal. Roman Janiszek, minero jubilado, explica que el carbón sigue siendo un bien disponible en tiempos de crisis.

Yacimientos ilegales de antracita

"La pensión de muchos jubilados de la época minera no es gran cosa. Con el precio del carbón entre 2.000 y 3.000 zlotys (entre 400 y 650 euros) la tonelada, es complicado comprar una tonelada de carbón en un almacén, pero es fácil conseguir cinco o diez sacos; y así tener un poco de dinero para sobrevivir y llegar a fin de mes."

Roman se refiere a sacos de carbón extraídos ilegalmente... Como hace años, algunos han empezado de nuevo a cavar la tierra.

"Siempre cabe la duda de si habrá carbón en un yacimiento ilegal, lo que es seguro es que será más barato. Las autoridades tratan de acabar con esta venta ilegal", señala Roman.

Paradójicamente allí donde abundaba, escasea el carbón

Otro problema es la falta de carbón en el mercado polaco... Como Anna, algunos residentes de la ciudad de Wałbrzych calientan sus hogares con leña.

"Este año no tenemos reservas de carbón ni combustible en los depósitos. El suministro de reservas se hace por suscripción, pero desgraciadamente, como hay que comprar una gran cantidad no lo podemos pagar", lamenta Anna.

Ayudas económicas para afrontar el invierno

El Gobierno polaco ha introducido ayudas económicas para que quienes tienen calderas de carbón puedan pagar la factura de la calefacción, tal como explica Aleksander Brzózka, portavoz del Ministerio del Clima y el Medioambiente:

"El Gobierno ha preparado una ayuda y el presupuesto es de 11.500 billones de zlotys. Se trata de una ayuda para todos los hogares de Polonia que utilizan el carbón como materia prima para calentar sus casas, y hay un subsidio único de 3.000 zlotys, unos 636 euros."

Pero algunos expertos en energía, como Rafał Zasuń, redactor jefe de wysokienapiecie.pl, consideran que el Gobierno debería adaptar las ayudas según los ingresos de cada hogar.

¿Ayudas hasta cuando?

"El Estado debería apoyar a los hogares más pobres. El presupuesto estatal polaco no tiene dinero suficiente para repartir ayudas a todos los hogares."

"Polonia utiliza más carbón para la calefacción doméstica que cualquier otro país de Europa. Aunque produce su propio carbón, sigue importando mucha materia prima de Rusia. Estas importaciones se han visto interrumpidas por la guerra en Ucrania y las consiguientes sanciones contra Moscú", señala Magdalena Chodownik durante su entrevista en Varsovia con Rafał Zasuń.

El embargo a las importaciones de carbón ruso: ¿Un problema de calendario?

Magdalena Chodownik: ¿Cómo describiría la actual situación en Polonia respecto al carbón?

Rafał Zasuń: "Tenemos que importar varios millones de toneladas de carbón de otros países que no sean Rusia debido al embargo. Polonia impuso el embargo del carbón ruso antes que otros países europeos pues lo introdujimos en el mes de abril. Otros países europeos impusieron el embargo en agosto, por lo que han tenido más tiempo para completar las reservas de carbón ruso. Polonia atraviesa una situación muy mala porque necesitamos más carbón para la calefacción de los hogares este invierno. Es algo que ya no se utiliza en países como el Reino Unido o Alemania, y sabemos que probablemente tendremos una gran escasez de este tipo de carbón."

Carbón insuficiente y a un precio exorbitante

Magdalena Chodownik: ¿Hay un especie de pánico entre la población?

Rafał Zasuń: "Ese pánico es comprensible porque la gente sabe que no hay carbón. Y que el precio de este carbón para la caldera se ha puesto por las nubes."

Magdalena Chodownik: ¿Cree que la guerra en Ucrania tiene un impacto en el sector de la energía en Europa?

Importando carbón desde Colombia, Indonesia y Sudáfrica

Rafał Zasuń: "Por supuesto, esta es la principal razón de la crisis. No la guerra en sí, sino las sanciones y el apoyo europeo a Ucrania. Creo que aquí se impuso el embargo del carbón ruso demasiado pronto. Si lo hubiéramos hecho en agosto, como el resto de la Unión Europea, tendríamos más existencias. Ahora tenemos que aumentar nuestras importaciones de carbón, pero este carbón de Colombia, Indonesia o Sudáfrica no puede remplazar al carbón ruso al 100%, porque el carbón ruso ha cubierto durante años las necesidades de Polonia."

Impredecibles alternativas al combustible ruso

Magdalena Chodownik: ¿Cree usted que Polonia tendrá que hacer frente a una crisis energética?

Rafał Zasuń: Nadie puede predecir lo que va a ocurrir en el futuro.