La policía reconoce su falta de anticipación para evitar la mortal estampida

AP - Lee Ji-eun

Muchos coreanos siguen presentando sus respetos este lunes a las 154 personas que murieron en la mortal estampida del sábado en Seúl. Pero empiezan a surgir preguntas de un público conmocionado y furioso que exige respuestas sobre las circunstancias exactas de la tragedia.

En las estrechas calles del distrito de Itaewon sigue reinando la emoción entre ramos de flores y homenajes a las víctimas. Pero la ira empieza a manifestarse tras la mortal estampida de Seúl. "Todos los años, sabemos que hay fiestas de Halloween en Itaewon. Es difícil de decir, pero creo que, si el gobierno hubiera estado suficientemente preparado, no habría ocurrido", dijo una mujer de unos 30 años a Nicolas Rocca, corresponsal de RFI en Seúl.

La cuestión de la responsabilidad se plantea ahora en las redes sociales, así como en los medios de comunicación locales, donde vuelan las críticas sobre la falta de anticipación de las autoridades.

“Los cuatro factores que explican la trágica oleada de gente de Itaewon son: la ausencia de un organismo organizador, la escasa presencia policial y de control de la multitud, la demanda contenida de salir a la calle y las calles estrechas y empinadas”, afirmaba en su edición del lunes The Korea Herald.

Determinar la causa exacta de la tragedia

Sin embargo, la policía surcoreana es experta en el control de multitudes, en un país en el que las numerosas y frecuentes manifestaciones suelen contar con más agentes que participantes.

Al día siguiente de la tragedia, el presidente surcoreano prometió iniciar una investigación "rigurosa" sobre las circunstancias de la estampida.


Leer más sobre RFI Español